Método de comparación

El análisis más sencillo y posiblemente hasta intuitivo es el método de comparación, que consiste en contrastar una información con otra de la misma naturaleza.

¿Cuándo aplicar este método?

Este método se puede aplicar siempre y cuando tengas datos del mismo tipo.

También se usa mucho en análisis observacionales, donde se hacen grupos y cada individuo determina a qué grupo pertenece según las respuestas que proporciona.

Sirve para encontrar patrones de comportamiento y tendencias.

Procedimiento de aplicación.

Para aplicar el método de comparación requieres datos cuantitativos que estén resumidos, es decir, que tengas sumas o promedios.

Evita comparar datos en bruto, a que van a confundirte, lo mejor es tener los datos resumidos en hojas de cálculo o tablas sencillas.

Una herramienta que ayuda al método de comparación es graficar con barras, para hacerlo, en una hoja de cálculo sigue estos pasos:

·         Construye una tabla resumida.

·         Selecciona todos los datos incluyendo los encabezados.

·         Da clic en la pestaña Insertar.

·         Da clic en el gráfico de barras en 2D.

·         Edita los datos.

La tendencia es un aumento o descenso sostenido, y un patrón es una oscilación en los datos. Es más sencillo hacer comparaciones con gráficas. Toma en cuenta que deben ser en 2D y lo mejor es retirar el espacio entre barras para mejorar la visualización.

Fuente:
Fundación Carlos Slim – Curso Analista de Datos.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad