Método de comparación

El análisis más sencillo y posiblemente hasta intuitivo es el método de comparación, que consiste en contrastar una información con otra de la misma naturaleza.

¿Cuándo aplicar este método?

Este método se puede aplicar siempre y cuando tengas datos del mismo tipo.

También se usa mucho en análisis observacionales, donde se hacen grupos y cada individuo determina a qué grupo pertenece según las respuestas que proporciona.

Sirve para encontrar patrones de comportamiento y tendencias.

Procedimiento de aplicación.

Para aplicar el método de comparación requieres datos cuantitativos que estén resumidos, es decir, que tengas sumas o promedios.

Evita comparar datos en bruto, a que van a confundirte, lo mejor es tener los datos resumidos en hojas de cálculo o tablas sencillas.

Una herramienta que ayuda al método de comparación es graficar con barras, para hacerlo, en una hoja de cálculo sigue estos pasos:

·         Construye una tabla resumida.

·         Selecciona todos los datos incluyendo los encabezados.

·         Da clic en la pestaña Insertar.

·         Da clic en el gráfico de barras en 2D.

·         Edita los datos.

La tendencia es un aumento o descenso sostenido, y un patrón es una oscilación en los datos. Es más sencillo hacer comparaciones con gráficas. Toma en cuenta que deben ser en 2D y lo mejor es retirar el espacio entre barras para mejorar la visualización.

Fuente:
Fundación Carlos Slim – Curso Analista de Datos.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad