Método Justo a Tiempo

Este sistema se puso en marcha en la década de 1970 y actualmente sigue vigente para todos los procesos productivos de fabricación en cadena. El método Justo a Tiempo es una filosofía industrial que consiste en producir las cantidades estrictamente necesarias y en el momento preciso. Este sistema también es conocido por los siguientes nombres: 

·         Método Toyota.

·         Inventario Justo a Tiempo.

·         JIT, que no son más que las siglas del método en inglés (Just in Time).

Esta forma de producir comenzó en la fábrica de automóviles Toyota, situada en Japón, en la década de 1970. Posteriormente se extendió a todo Japón y en la década de 1980 llegó a Europa. La filosofía del sistema Justo a Tiempo puede aplicarse a muchos tipos de empresas, aunque siempre se le suele asociar con la industria automovilística.

Beneficios para la producción del método Justo a Tiempo.

El método Justo a Tiempo consiste en producir los elementos que se necesitan en las cantidades que se necesitan y en el momento que se necesita. Por consiguiente, se basa en la reducción de elementos innecesarios y en la calidad de los productos o servicios. Para ello es necesario un compromiso de los integrantes de la empresa, así como una orientación de las tareas. Esta organización del trabajo tiene los siguientes beneficios:

 

  • Toda la producción se estructura sobre pedidos reales, no sobre suposiciones.
  • Al tener en cuenta solo los pedidos reales se reduce el tiempo de gestión y pérdidas en almacenes por acciones innecesarias.
  •  Los costos disminuyen.
  • Aumentan la productividad.
  • El inventario y el stock se reducen.
  • El control de calidad y la fiabilidad del producto mejoran.
  • El número de empleados se reduce a lo imprescindible.
  • Los empleados son más productivos. Esto se consigue ubicando varios procesos en la misma estación de trabajo y para el mismo trabajador. De esta forma el operario se mantiene activo y atento en sus diferentes tareas.
  • Se minimizan los tiempos de entrega.
  • Las empresas que aplican el sistema JIT tienes más ventas y clientes más satisfechos. 

Una de las metas de la filosofía Justo a Tiempo es llegar a un inventario cero. Aunque esto es casi imposible, se hace todo lo posible por reducir el inventario ya que el exceso de existencias tiene desventajas como:

  • Aumento de daños y obsolescencia.
  • Oculta oportunidades de mejora operativas.
  • Genera costos altos de almacenaje.
  • Absorbe capital que podría invertirse mejor.

De esta manera, el sistema de producción Justo a Tiempo se orienta hacia la mejora de los procesos fundamentales de la fabricación para mejorar el funcionamiento global de la empresa manufacturera a la que va enfocada. Se aplican cambios en la forma en que funciona la gestión de la fabricación e implanta la metodología de las 5’S.

Fuente:
https://www.gestion.org/en-que-consiste-el-metodo-justo-a-tiempo/

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Ciencia y Tecnología

25 Preguntas de Economía

Cultura Olmeca