Batallas de Ain Yalut y Constantinopla

Ain Yalut (1260).

En 1258, las temibles huestes mongolas habían tomado Bagdad, Alepo y Damasco, y su siguiente objetivo era el Egipto mameluco. El sultán Qutuz opuso resistencia a la invasión con 20,000 de sus mejores hombres. Una inoportuna disputa dinástica menguó sustancialmente el tamaño del contingente mongol, de manera que en Ain Yalut se enfrentaron dos ejércitos numéricamente similares. Los mamelucos fingieron una falsa retirada y soportaron la demoledora carga mongola. Fueron las unidades de reserva las que tomaron por sorpresa a los mongoles, haciéndose con la victoria.

Constantinopla (1453).

Desde los tiempos de la primera gran oleada de conquistas musulmanas, Constantinopla había sido objeto de asedio por parte de numerosos ejércitos islámicos que siempre se estrellaban contra sus muros. En 1453 y tras dos meses de sitio, el sultán otomano Mehmet II borró definitivamente al Imperio Bizantino del mapa en una operación anfibia de grandiosas dimensiones. El bloqueo naval, el fenomenal despliegue de artillería y la acción decidida de 12,000 jenízaros que lograron abrir brecha en las murallas de la capital bizantina, hundieron la resistencia del Imperio Romano de Oriente.

Fuente:
Por Roberto Piorno en Muy Interesante Historia, ‘El Islam. Los misterios de una religión’, Ed. Televisa, p. 41.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

Cultura Olmeca