Valle de Bamiyan, Afganistán






En la década de 1970, este país recibía en promedio 120,000 turistas anuales; sin embargo, los constantes conflictos armados que lo han convertido en un escenario de guerra han hecho que esa cifra haya disminuido hasta los 3,000 – 4,000 visitantes anuales.


El paisaje cultural y los vestigios arqueológicos del Valle de Bamiyán, ubicado en el centro del país, son el mayor referente de las creaciones artísticas y religiosas de lo que fue el arte búdico de la región de Gandhara (conformada por la actual Afganistán, el norte de Pakistán y el noreste de India) en pleno periodo islámico, entre los siglos I y XIII.

El lugar conserva varios conjuntos monásticos, santuarios y edificios budistas. Entre los siglos IV y V, allí se construyeron las dos enormes figuras de Buda (de 53 m. de altura) talladas en roca, que fueron destruidas por el régimen talibán a principios de 2001. El paisaje también lo conforman también las cuevas en cuyo interior están impresas cientos de huellas de osos y pinturas murales a base de aceite, que se consideran los primeros ejemplos de pintura al óleo en el mundo.

La ciudad de Bamiyán, ubicada al noreste de Kabul, la capital afgana, se encuentra a 2,590 msnm y tiene una población estimada de 10,400 habitantes. Su zona arqueológica y sus restos fueron designados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2003.


Fuente: Almanaque Mundial 2015, Editorial Televisa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Anónimo de Tenochtitlán – La mariposa

¿Qué es lo que dice el ave roja de los dioses? Es cual un repicar de sonidos; anda chupando miel.

Lo más popular de la semana