CMLL. 2007-09-28. Infierno en el Ring





Arena México, Distrito Federal.
28 de Septiembre de 2007.
Infierno en el Ring.
Villano V, Atlantis, Blue Panther, Hijo de Lizmark, Dr. Wagner Jr., Último Guerrero, Místico y el Hijo del Perro Aguayo.
7 máscaras y una cabellera en juego.

Noche de aniversario 74 de la lucha libre en México. En el platillo estelar se jugaban 7 incógnitas y la cotizada cabellera del Perrito en jaul; luego de los 7 minutos reglamentarios, uno a uno fueron abandonando el enrejado hasta que finalmente quedaron Blue Panther e Hijo de Lizmark frente a frente. La juventud y mayor peso del junior del Geniecillo Azul hicieron víctima propicia al lagunero, pero esta vez la experiencia avasalló a la novatez. Luego de algunas llaves de recia aplicación, el técnico prendió con palanca al brazo a su contricante, el réferi rompe el castigo al ver las cuerdas de por medio. Panther creía haber ganado pero fue sorprendido por las espaldas planas de su oponente, en cuanto puede rompe el castigo y de nuevo le aplicó una palanca al brazo, misma que hace pedir paz al junior. La México explotó al ver que el Maestro Lagunero se levantó con una victoria insólita, así cayó la máscara del derrotado y surgió Juan Carlos Baños, oriundo de Acapulco, Guerrero y con 16 años de trayectoria.

Una palanca provoca… La quebrada de Hijo de Lizmark.
Su prestigio e incógnita están en juego ante 7 gladiadores de renombre y categoría, quizás Blue Panther y Villano V eran los favoritos para perder pero sólo habría un derrotado y rebasando los pronósticos, el lagunero se toparía con un adversario que lo superaba en peso y estatura: El Hijo de Lizmark. Como Panther es de los gladiadores que están hechos para grandes retos, finalmente salió airoso al derrotar al junior del Geniecillo Azul en el 74 aniversario de la implantación de la lucha libre en nuestro país. El rostro de Juan Carlos Baños se dio a conocer y en voz del propio Panther así recuerda aquella noche tan especial.

“Con Lizmark Jr. inicié un pique de experiencia contra juventud, algo que no es muy usual dentro de la lucha libre, fue una rivalidad que creció paulatinamente y quién iba a pensar que ambos pondríamos fin al Infierno en el Ring. Este joven es uno de esos luchadores que ha escrito su propia historia, posee un futuro exitoso y sobre todo lo admiro porque en ese encuentro le aprendí bastante al igual que a otras generaciones, 4 en total, que he visto pasar: la de los 70’s, 80’s, 90’s y 2000.

En nuestro odio deportivo no había marcha atrás, él comenzó a ser irrespetuoso y se arriesgó de ese modo para llegar al objetivo, Lizmark Jr. quería tener una máscara importante y colgarse a un lugar más privilegiado del que tenía, pero mi experiencia me ayudó a salir adelante a pesar de que en 2 ocasiones me azotó y sentí que ya no me levantaba.

Lo que sí debe quedar claro es que le gané con conocimientos, si hablamos de resistencia él pudo vencerme pero todo se decidió en fracción de segundos. Su máscara es especial porque ahora respeto mucho más a la juventud y por eso quiero seguir impulsándolos y dándoles consejos. Qué pena que este muchacho se dejara llevar por la soberbia y el exceso de confianza, pero disfruté mucho enfrentarlo”.

Fuente: Por DJ Espectro y Karlo Colín en Luchas 2000 Año 8 Especial #34, 8 de Octubre de 2008, p. 25 – 26.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad