Arsenal. Bombarderos de Londres. Gana e innova

1990 – 2003.

Esta época fue de absoluto éxito en Highbury. A pesar de la lucha constante con el ManU por dominar Inglaterra, el Arsenal ha desplegado uno de los sistemas más espectaculares del mundo. Sus figuras y el técnico Arsene Wenger son los responsables directos del gran paso gunner.


La década de los noventa en Inglaterra será recordada por las hazañas del Manchester United, pero el único equipo capaz de disputarle la supremacía en ese entonces era el Arsenal. Los éxitos llegaron después de una gran planeación en las entrañas de la institución. Un par de dobletes en esta época vienen a la memoria como las proezas más importantes y épicas en la historia de los Bombarderos de Londres.

Arranque avasallador.
Para la campaña de 1990 – 1991, el cuadro albirrojo quedó en la cuarta posición, lejos del Liverpool campeón. Entonces comenzó la búsqueda de nuevos jugadores que le dieran otra cara al equipo. Ese verano, para garantizar resultados inmediatos al técnico Graham solicitó al arquero David Seaman, al volante Anders Limpar y al defensa Andy Linighan.

Esa temporada el equipo de Graham tardó 24 encuentros en perder su primer juego en casa del Chelsea 2 – 1, a la postre su único descalabro. El paso de aquel equipó fue espectacular, sumó 24 victorias y treces empates. Seaman, Bould, Dixon, Winterburn, Davis y Merson tuvieron una participación destacada para guiar el décimo título de liga a Highbury, aún con el descuento de dos puntos luego de una gresca en Old Trafford con los escarlatas. Alan Smith fue el máximo cañonero gunner con 22 tantos.

El ansiado doblete mantuvo la esperanza de un festejo mayor, pero en la semifinal de la Copa FA, los rojiblancos fueron eliminados por el Tottenham con marcador de 3 – 1.

En el torneo 1991 – 1992, los Bombarderos terminaron en cuarto lugar, a diez puntos del campeón Leeds United. En la Copa FA, Arsenal fue eliminado por el Coventry, y en la Copa de Campeones de Europa cayó ante el Benfica en tiempo extra. Posterior a aquel torneo, junto al nacimiento de la Premier League llegaron al equipo dos piezas fundamentales: Ian Wright y Ray Parlour, el primero se convertiría tiempo después en el máximo anotador en la historia del Arsenal con 185 anotaciones, rompiendo la marca de Cliff Bastin, siendo superado tiempo después por el francés Thierry Henry con 228 dianas.

Los fichajes funcionaron a la perfección, Wright en un año se convirtió en el fogonero gunner con quince tantos en la temporada 1992 – 1993. Sin embargo, en la liga el cuadro de Graham finalizó en el décimo puesto y vio coronarse al Manchester United por primera vez en la década. Pero con más orgullo que efectividad alzó la Copa de la Liga dejando en su camino al Milwall, Derby County, Nottingham, Crystal Palace y al Sheffield (2 – 1) en la final disputada en Wembley. Un mes más tarde le repitió la dosis al Sheffield para ganarle la Copa FA en un par de encuentros. Después de empatar el primero a un gol, ganó el segundo compromiso 2 – 1 en tiempo extra. El cuadro base de Graham eran Seaman, Campbell, Adams, Merson, Jensen, Wright, Smith, Hillier, Dixon, Winterburn y Bould.

Triunfo Internacional.
En la campaña 1993 – 1994, de nuevo el Arsenal fue comparsa del campeón ManU, y en la Copa FA y Copa de la Liga fue eliminado por Bolton Wanderers y Aston Villa, respectivamente. No obstante, Graham coronó la temporada con uno de los pocos títulos internacionales que exhibe el equipo: la Recopa Europea. En ese torneo sembró al Odense, Standard de Lieja, Torino, PSG, y en la final, en Copenhague, dobló al Parma con un gol solitario de Alan Smith al minuto 21. El mérito mayor fue prescindir de Ian Wright debido a una suspensión ganada ante el PSG. El equipo que conquistó aquel éxito se integró con Seaman, Dixon, Winterburn, Davis, Bould, Adams, Campbell, Morrow, Smith, Merson y Selley. Resalta la presencia de tantos jugadores con características defensivas, y es que debido a las ausencias, Graham modificó de un 4 – 3 – 3 a un 4 – 4 – 2 en la formación.

La siguiente campaña fue la última de Graham en el timón londinense, debido a que el equipo terminó en la decimosegunda plaza con más derrotas que triunfos (17 – 13). En la Copa FA fue eliminado en la primera ronda ante el Milwall; en la Copa de la Liga lo echó el Liverpool y en la Recopa Europea, en tiempo extra, el Zaragoza lo venció 2 – 1 en la final celebrada en París.

A la salida de Graham, como jugador y como técnico arribó Bruce Rioch a Highbury. Con él llegaron dos fichajes de primer nivel, el inglés David Platt (procedente de la Sampdoria) y el holandés Dennis Bergkamp (del Internazionale de Milán). Bergkamp, adquirido en 7.5 millones de libras esterlinas, se convirtió en el fichaje más caro de la historia hasta entonces. En su única campaña al frente de los gunners, Rioch los situó en la quinta plaza de la liga, fue eliminado por el Sheffield en la primer ronda de la Copa FA y en la Copa de la Liga el Aston Villa lo envió a casa. Por cuarto año consecutivo, Ian Wright fue el máximo anotador con la casaca albirroja.

Etapa Gloriosa.
En el verano de 1996, al banquillo llegó el galo Arsene Wenger, procedente del AS Mónaco, donde orquestaba las Fuerzas Básicas. Wenger solicitó de inmediato al fuerte centrocampista defensivo Patrick Vieira, un senegalés nacionalizado francés que reforzaría la recuperación.

Wenger, experto en nutrición y preparación, tenía pocos rivales durante su estancia en el Arsenal.  Su estilo agresivo gustó, ganó y dominó la velocidad y el ataque. Su marcador favorito era 2 – 0 a favor al concluir el primer tiempo e insistía en el pressing al que definió como “una forma de atacar cuando no tienes pelota”. Sus adversarios no tenían tiempo para pensar ni espacio para desplegar su sistema. Convenció a sus jugadores de que una dieta equivocada es factor de graves lesiones musculares. Él descubrió y levantó a George Weah en el Mónaco, transformándolo de un atacante del montón en una figura mundial. A diferencia de la mayoría de sus colegas que preferían jugadores forjados y pulidos en el balompié profesional y que no se responsabilizan de la formación de jóvenes, Wenger solía elevar a futbolistas desconocidos y transformarlos en cracks.

A su arribo a Highbury, Wenger intentaba un futbol de generosidad, de sacrificio, de ataque constante, con desbordes y rápido, pero sobre todo muy vertical. Wenger siempre buscaba un ejemplar perfecto, un equipo con lealtad inglesa, creatividad francesa y tesón alemán.

En su primera campaña al frente del equipo, los gunners terminaron en el tercer puesto general y vieron al ManU obtener el bicampeonato. Lo negativo del torneo fue la eliminación en la primer ronda de la Copa UEFA.

Gracias a la predilección que Wenger tiene sobre los jugadores de su misma nacionalidad, en el verano de 1997 arribó también del Mónaco el mediocampista francés Emmanuel Petit.

De este modo, en la temporada 1997 – 1998 el equipo albirrojo conquistó la liga inglesa por encima del Manchester United y el 16 de Mayo de 1998 exhibió la Copa FA al ganarle 2 – 0 al Newcastle en el Césped Sagrado de Wembley. Llegó así el segundo doblete en la historia del Arsenal. Además, los goleadores de la liga fueron Dennis Bergkamp con 16 y Marc Overmars con doce. En la Copa FA los anotadores gunners más importantes fueron Nicolás Anelka y Bergkamp, con tres tantos cada uno.

Dentro de esta temporada se rompió un añejo récord. El 13 de Septiembre de 1997, Ian Wright reventó la marca de más goles con la casaca del Arsenal, dejando así en el olvido el cúmulo de anotaciones que Cliff Bastin cosechó antes de la primer mitad del Siglo XX. En aquel juego, frente al Bolton Wanderers, Wright hizo un hat – trick en la victoria de 4 – 1 (Posteriormente su récord sería roto por el francés Thierry Henry).

En 1999, con la novedad del sueco Freddie Ljunberg en la delantera, el lugar final en la tabla para el Arsenal fue segundo, a un punto del Manchester United que se volvió a coronar. En la Copa y en la Champions League fue eliminado rápidamente. En el 2000 y 2001 la historia fue la misma, los Bombarderos terminaron en el segundo peldaño detrás del ManU. Lo rescatable para el Arsenal en esos años fueron las contrataciones de jugadores estrella como el goleador francés Thierry Henry (1999), Robert Pires y Sylvain Witford en el 2000.

En la campaña de 2001 – 2002, los pupilos de Wenger repitieron la hazaña de cuatro años atrás. Con 87 puntos y solo tres derrotas, la escuadra del Norte de Londres logró su undécimo título de liga. Henry fue el goleador de ese equipo con 24 tantos. El 4 de Mayo conquistaron la Copa FA al ganarle 2 – 0 al Chelsea. La oncena inicial aquella noche fue integrada por Seaman, Lauren, Campbell, Adams, Cole, Wiltord, Parlour, Vieira, Ljunberg, Bergkamp y Henry.

En el 2003, el cuadro de Wenger fue escolta del Manchester un torneo más. No obstante, la Copa FA llegó a la vitrina de Highbury en la casilla número nueve correspondiente a ese galardón. En la final derrotó al Southampton por la mínima diferencia con gol de Robert Pires.

Fuente:

Publicado en Fútbol Total. Colección. Los Gigantes del Mundo. Arsenal. Bombarderos de Londres, Ed. Grupo Medios, p. 44 – 49.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad