Causas que permitieron la Conquista

Entre los factores que permitieron la Conquista se encuentran:

·         El mito de Quetzalcóatl que hizo dudar a los indígenas sobre si Cortés era el dios que había prometido regresar. Los aztecas no sabían su debían venerar y obedecer a los españoles o atacarlos.

·         La costumbre de los aztecas era no matar a sus prisioneros, sino capturarlos para poder ofrecerlos en sacrificio a sus dioses. Esta situación dio la posibilidad a los españoles de escapar. Cortés mismo fue hecho prisionero aunque logró ser liberado por sus compañeros.
·         La división y rivalidad que existía entre los pueblos indígenas fue aprovechada hábilmente por los españoles. Así formaron poderosas alianzas con enemigos de los aztecas.
·         Las tácticas de combate y las armas españolas eran mejores que las indígenas, las macanas con navajas de obsidiana, los arcos, flechas y lanzas no pudieron oponer resistencia a las espadas, ballestas, arcabuces y cañones.
·         El uso de la pólvora, los caballos y los perros fue insuperable. Los aztecas los desconocían y no estaban preparados para hacerles frente.
·         La epidemia de viruela debilitó su salud y fuerza, aunque no la combatividad de los mexicas. Muchos aztecas, entre ellos Cuitláhuac, murieron víctimas de esta enfermedad desconocida en América.

Consecuencias de la caída de Tenochtitlán.
Ante la derrota de los mexicas quienes habían dominado una vasta región, los señores de otros grupos indígenas prefirieron declararse vasallos de los conquistadores.

Al reconstruirse la ciudad, los indígenas aprendieron de los españoles nuevas técnicas para el trabajo de los metales, de la madera y la construcción. En el campo, las labores agrícolas también sufrieron modificaciones con la introducción del arado de hierro, el azadón, la explotación de especies animales y vegetales traídas de Europa, así como la rotación de cultivos y fertilizantes.

La religión católica fue impuesta a los indígenas para sustituir el culto a sus antiguas deidades. Todo lo anterior transformó el modo de vida de los antiguos mexicanos.

El llamado Viejo Mundo recibió de América distintas aportaciones que la enriquecieron tanto material como espiritualmente: plantas medicinales, frutos, semillas, animales como el guajolote; minerales, sobre todo plata, oro, cobre; y diversas piedras preciosas.

La fusión de los americanos y los europeos no fue fácil ni rápida, se sufrieron combates, pérdidas de vidas, el dolor de la derrota, enfermedades y malos tratos. De ahí surgiría la nación a la que hoy pertenecemos.


Fuente: Supertareas 4, Fernández Editores.









Comentarios

Lo más popular de la semana