La herencia cultural de la Colonia

La conquista española significó un enorme cambio de vida para los antiguos mexicanos, ya que tuvieron que aprender a vivir de acuerdo con el modo de ser (nuevo y desconocido) de los europeos.

Sin embargo, a pesar de los cambios que ocasionó la Conquista, la cultura prehispánica era tan fuerte que mucho del modo de ser y sentir indígena afortunadamente permaneció.


La educación durante la Colonia.
Uno de los primeros deseos de los reyes españoles fue que se le enseñará la lengua española a todos los indios. Esta tarea la realizaron los frailes utilizando la tradición prehispánica de los códices ilustrados. De este modo, por medio de imágenes y sonidos, los indígenas muy pronto aprendieron no solo español, sino también la religión católica. La cristianización de los indígenas fue una de las consecuencias más importantes de la Conquista.

Las primeras escuelas de la Nueva España.
Los religiosos trataron de aprovechar todo lo que les fue posible de las creencias y costumbres de los pueblos conquistados para introducirlos al cristianismo. Así, los frailes organizaban obras de teatro en lenguas indígenas y permitían seguir danzando a los indios, pero ahora en honor del dios de los españoles. Junto a las iglesias los frailes abrieron escuelas donde los indígenas aprendieron además latín, música, pintura, oficios y modos de ser europeos. Se fueron abriendo nuevos colegios y con el paso del tiempo y el crecimiento de la población, se vio la necesidad de abrir una universidad en la Nueva España.

La Real y Pontificia Universidad de México.
Treinta años después de la caída de Tenochtitlán se ordenó la fundación de un centro de estudio donde “los naturales y los hijos de españoles fuesen industriados en las cosas de las fe católica y en las demás facultades”. De este modo se fundó la Real y Pontificia Universidad de México, primera institución de esta importancia creada en América. La universidad se convirtió pronto en el centro cultural más importante de la época colonial. En sus salones se podía aprender teología, artes, gramática, medicina, náhuatl y otomí, entre otras cosas.

La ciencia en la Nueva España.
A raíz de la Conquista, llegaron a Nueva España algunos científicos españoles que, junto con la creación de colegios y universidades, dieron origen a las comunidades científicas locales. Los conocimientos de los antiguos mexicanos despertaron un gran interés entre los europeos, en especial, la gran sabiduría indígena sobre medicina y propiedades curativas de las plantas. El doctor español Nicolás Monardes, recopiló toda la información que le fue posible sobre medicina azteca y elaboró un tratado sobre remedios y medicamentos indígenas que difundió en Europa, donde tuvo gran aceptación y reconocimiento.



Fuente: Supertareas 4, Fernández Editores.









Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

Análisis de Amparo Dávila – Alta Cocina