La Herencia Liberal: Soberanía y Democracia

A fines de Junio de 1867 se restableció el orden en el país. México tenía ahora un gobierno republicano y había demostrado al mundo que era capaz de defender su independencia y su soberanía, a pesar de que debido a los tres siglos de dominio español, en nuestro país no existía una tradición democrática ni soberana.


De Juárez a Maximiliano.
En 1864 Benito Juárez escribió una carta a Maximiliano donde aseguraba: “…yo, que por mis principios y juramentos soy llamado a sostener la integridad nacional, la soberanía y la independencia, tengo que trabajar activamente para corresponder al depósito sagrado que la nación me ha conferido…” En esta carta, Juárez reprochaba a Maximiliano sus acciones intervencionistas y violatorias de la soberanía de México: “…agregaré sólo una observación: ¿Es dado al hombre, señor, atacar los derechos ajenos, apoderarse de sus bienes, atentar contra la vida de los que defienden su nacionalidad?...”

¿Qué es la soberanía?
La soberanía de un pueblo significa que tiene derecho a ser libre e independiente de cualquier poder extranjero; hacer y aplicar sus leyes; resolver sus problemas internos sin que intervengan otros países, y a elegir sus gobernantes y de este modo su propio destino.

El respeto al derecho ajeno es la paz.
Nuestro país goza de un gran respeto entre todas las naciones del mundo porque defiende el derecho de los países débiles frente a los poderosos de elegir su propia manera de gobernarse.

México basa sus relaciones con otros países en el respeto a la soberanía de todos los pueblos del mundo, esto es, considera que ningún país debe intervenir en los asuntos internos de otro.

La elección de los gobernantes.
La democracia forma parte de la herencia que nos legaron los liberales. Implica el derecho de los ciudadanos para opinar sobre los asuntos de gobierno de su país y el de votar para escoger a sus gobernantes. Al mismo tiempo garantiza el derecho de los ciudadanos a ser elegidos para ocupar cargos de gobierno para defender y representar los intereses de otros ciudadanos.

¿Quién puede ser presidente de México?
Para ser presidente de nuestro país, es necesario ser hombre o mujer mexicanos por nacimiento, hijo de padres mexicanos por nacimiento. Haber cumplido 35 años el día de la elección, no ser miembro activo del ejército, no ser ministro de ningún culto religioso y haber vivido en México por lo menos un año antes al día de las elecciones, entre otros requisitos.


Fuente: Supertareas 4, Fernández Editores.








Comentarios

Lo más popular de la semana