Personajes pintorescos. Imanes del reflector

Extrovertidas, carismáticas, pintorescas y coloridas son las personalidades que han hecho que algunos jugadores hayan dejado su huella en la historia del futbol americano. Muchos son los jugadores que han escrito su nombre en la historia de la NFL por sus logros sobre el emparrillado; sin embargo, más allá de lo deportivo, pocos son los personajes que han estampado su sello en la memoria de la Liga gracias al carisma y excentricidad que poseen.


Joe Namath.
Figura emblemática de los Jets y conocido como ‘Broadway Joe’ o ‘Joe Willie Namath’. Su personalidad extrovertida, imagen glamorosa y gusto por la vida nocturna y las mujeres le permitió alcanzar el estatus de estrella de cine o de rock. Se distinguía del resto del equipo por usar zapatos blancos para jugar y abrigos de piel, mientras descansaba en la banca. Realizó anuncios de TV, entre los que destacan de una crema de afeitar, donde apareció al lado de Farrah Fawcett, y otro de pantimedias al tiempo que portaba la prenda femenina.

Clinton Portis.
Se podría decir que es un maestro del disfraz. Pelucas, lentes, sombreros, dientes postizos y cualquier otra indumentaria le es suficiente para crear personajes y sorprender a los medios de comunicación. En Octubre de 2005, surgió el primero de sus múltiples personajes, se trató de un científico loco que usaba lentes de sol y una cabellera blanca alborotada. El Dr. I Don’t Know, el luchador Bud Foxx, el dentista Dr. Do Itch Big, el ambientalista Electra y el primer ministro Yah Mon, son algunas de sus creaciones.

John Riggins.
Apodado como The Diesel o la Locomotora. Riggins atrajo la atención desde sus primeros días en la Liga, gracias a sus peinados poco convencionales. Y es que así como se hizo popular por su estilo afro, es igualmente recordado por su corte mohawk que le dio una apariencia renegada. Incursionó en la actuación a principios de los 90 y desde entonces participó en obras de teatro, como ‘Gillete’ y ‘Sueño de una noche de Verano’, y programas de televisión como ‘Guiding Light’ y ‘La Ley y el Orden: Intento Criminal’.

William Perry.
Gracias a su más de 320 libras de peso y su casi 1.90 metros de estatura, el ‘Refrigerador’ Perry adquirió popularidad y fama desde su primer año como novato de la NFL y se convirtió en uno de los jugadores favoritos de los aficionados de los Osos. Fue el símbolo de la línea defensiva, pero también se hizo popular por sr utilizado a la ofensiva cuando su equipo se encontraba cerca de la zona de anotación contraria. Tenía su propio grupo de porristas conocidas como las Refrigerettes, cuyo peso de cada una de ellas estaba por encima de las 200 libras.

Ickey Woods.
Popularizó el festejo conocido como Ickey Shuffle, el cual consiste en mover los pies hacia la derecha y mantener el ovoide hacia ese mismo lado, luego de cambiar el balón a la mano izquierda y mover los pies hacia ese costado, para, posteriormente, clavar la pelota en el piso y girar la mano en el aire. Esa celebración es la más famosa en la historia de la NFL.

‘Bum’ Phillips.
Oail Andrews Phillips, head coach de los Petroleros de Houston durante la segunda mitad de la década de  los 70’s, se hizo popular por dirigir a su equipo ataviado con su tradicional vestimenta al más puro estilo vaquero. Además de portar la mayoría de las veces su sombrero texano, poseía en su armario una colección de botas hechas con diferentes pieles de animales, desde boa constrictor, avestruz y hasta de canguro.

Deion Sanders.
Mejor conocido como Prime Time o Neon Deion, este esquinero llamó la atención por su personalidad alegre, extrovertida y espectacular dentro y fuera del campo, pero sobre todo por sus bailes y su forma de entrar con una mano detrás de la cabeza a la zona de anotación. Fue un ‘todoterreno’ del deporte, ya que durante 1989 y 2001 combinó el futbol americano y el beisbol de las Grandes Ligas, donde jugó para Yanquis, Atlanta, Cincinatti y San Francisco. También incursionó en el mundo del rap y lanzó un disco en el que interpretó canciones como Must Be The Money.

Jerry Glanville.
El ex entrenador de los Petroleros de Houston y de los Halcones de Atlanta consideraba que el negro no era un color, sino una forma de actitud, razón por la cual, comúnmente, se le veía dirigir a sus equipos vestido con ropa de esa tonalidad; incluso, fue el culpable de que los Halcones cambiaran el uniforme de rojo a negro en la década de los noventas. Se hizo famoso por dejar en las taquillas entradas para Elvis Presley, con la esperanza de que el Rey las recogiera.

Terrell Owens.
Fue un jugador polémico, arrogante y problemático de la NFL; sin embargo, sus celebraciones solían ser originales y creativas. Entre sus festejos reconocidos se encuentra el verterse un vaso de palomitas de maíz sobre el rostro, sacar un plumón para firmar un balón y regalarlo a un fanático, tomar un par de pompones para festejar como porrista y, en dos ocasiones, el correr hacia el medio campo del Estadio de Texas para festejar en el centro de la Estrella de los Vaqueros de Dallas, lo que desató una pequeña gresca; al final, T.O. fue suspendido un partido y multado con una semana de salario.



Fuente:
Publicado por Agustín Elías en Especial Récord. NFL 2011, Editorial Notmusa, p. 108 – 109.








Comentarios

Lo más popular de la semana