Restauración de la República

Se denomina República Restaurada a un periodo de casi 10 años de la historia de México que comienza con la derrota del Segundo Imperio Mexicano y termina con la llegada al poder del general Porfirio Díaz.


Benito Juárez, nuevamente en la presidencia.
Después del fusilamiento de Maximiliano, el presidente Juárez se trasladó a la capital de la República el 15 de Julio de 1867.

El gobierno liberal se propuso de inmediato restaurar la República, que con tantas guerras padecía las inevitables consecuencias: graves problemas sociales y económicos.

Durante estos años los presidentes fueron Benito Juárez y Sebastián Lerdo de Tejada. Juárez gobernó hasta 1872. Muerto Juárez, Lerdo de Tejada asumió la presidencia hasta 1876, año que fue derrocado por Porfirio Díaz.

A fin de sacar a México de la miseria y la pobreza, ambos mandatarios sentaron las bases de la industrialización en México, único camino para la modernización.

Los problemas económicos.
Al llegar al gobierno los republicanos encontraron un país sumido en la miseria, desunido y cansado de tantas asonadas militares.

La restauración de México significó un enorme trabajo de transformaciones y profundos cambios.

Entre las reformas realizadas destacan la introducción de maquinaria agrícola moderna a fin de fomentar las labores del campo, tanto para abrir fuentes de empleo como para elevar los niveles de producción.

Asimismo, se construyó una red de comunicaciones y transportes para facilitar el comercio a nivel nacional e internacional, como el ferrocarril que unió la ciudad de México con Veracruz.

Metas del Gobierno.
Entre los principales objetivos liberales se encontraban:
·         La reorganización y consolidación de la forma de gobierno mexicana como república.
·         El fortalecimiento del sistema legal e institucional.
·         La reactivación y el impulso de la economía para conducir al país hacia la industrialización.
·         Brindar a todos los mexicanos iguales condiciones y medios para acceder a la educación, que ya estaba en manos del gobierno y no de la Iglesia Católica.

La etapa de la República Restaurada trajo consigo la pacificación del país y la consolidación del sistema democrático, así como el fortalecimiento de la ley como el único camino para solucionar muchos problemas. Sin embargo, la falta de dinero y las dificultades para obtener préstamos en el extranjero, limitaron mucho los ambiciosos planes liberales.



Fuente: Supertareas 4, Fernández Editores.








Comentarios

Lo más popular de la semana