Todo, menos el Super Bowl. El hombre récord

Acumularon yardas, pases de anotación y tardes de gloria, pero Dan Marino, Jim Kelly, Fran Tarkenton, Dan Fouts y Ken Anderson nunca ganaron el Súper Tazón.

Cuando los Delfines de Miami seleccionaron en el round 27 al quarterback de la Universidad de Pittsburgh, este equipo sabía que había reclutado a un pasador lo suficientemente apto para ser un pilar de la franquicia, y no se equivocó. Lo único que Dan Marino no le pudo entregar al equipo de sus amores fue una victoria en un Super Bowl.

El hombre récord.
Daniel Constantin Marino Jr., quien nació el 15 de Septiembre de 1961 en Pittsburgh, ostentó todas las marcas posibles para un jugador en su posición durante sus 17 campañas en activo, hasta que se retiró en el año 2000, tras perder el duelo divisional ante Jacksonville.

Sus números hablan por sí mismos: 420 pases de TD, 61 mil 361 yardas por pase, sin olvidar esa mágica campaña de 1984, donde lanzó para cinco mil 84 yardas, 48 TD contra 17 intercepciones, para finalizar sus 16 partidos con un rating de 108.9; pero lo más cercano que Dan Marino estuvo de ganar el juego grande fue el 20 de Enero de 1985 en el Super Bowl XIX, donde dos capturas al inicio del tercer cuarto en la yarda 40 de Miami lo dejaron fuera de alcanzar el anillo de campeón, mientras que el MVP de ese partido fue otro inmortal, Joe Montana, con cuatro triunfos en su carrera en el Súper Domingo.

Marino no volvió a tener otra oportunidad de jugar otro Súper Tazón. 15 años pasaron hasta su retiro e inducción al Salón de la Fama.

Frecuentemente comparado con Bob Griese, el líder de Miami en la década de los 70 y quien, a pesar de no haber jugado gran parte de la campaña invicta de los Delfines del 72, les otorgó ese Super Bowl VII sobre Pieles Rojas, el único equipo que lo ha conseguido hasta ahora en la historia.



Fuente:
Publicado por Alfonso Solís en Especial Récord. NFL 2009, Editorial Notmusa, p. 104.









Comentarios

Lo más popular de la semana