Francisco Villa

En Durango, 5 de Junio de 1878, nació Doroteo Arango, mejor conocido como Pancho Villa, quien desde muy temprana edad tuvo que enfrentar la muerte de su padre y trabajar para ayudar a su madre y hermanos.

Desde niño conoció la dureza de la vida.
Su vida en la sierra le permitió agudizar sus sentidos; era un extraordinario rastreador. De sí mismo decía: “pronto aprendí a diferenciar las huellas de todas las cosas… y a distinguir el rumbo de los vientos, las nubes que traían agua… la exactitud de la hora por la altura del sol”.

Su carácter de guerrero y hombre valiente le valieron el respeto de sus “muchachos”, como llamaba a sus soldados, pues nunca evitó el peligro. Dicen que sabía mandar, pero no obedecer.

El ‘Centauro del Norte’ era sumamente vanidoso. En 1913 filmó películas en vivo con una compañía norteamericana, en las que Pancho Villa era el protagonista.

No bebía ni fumaba. Gran jinete y tirador, tenía una enorme resistencia física. Antes de conocer a Francisco I. Madero se dedicó a robar ganado, pero después de ese encuentro, comenzó a reclutar gente para luchar por una causa noble: la revolución.

En sus filas reunió a jornaleros, peones, rancheros que apoyaron la revolución de 1910. Tres años más tarde, la División del Norte se convirtió en el ejército más fuerte y combativo que participó en el derrocamiento de la dictadura de Victoriano Huerta.

Mil novecientos catorce,
mes de junio 23,
fue tomada Zacatecas
entre las 5 y las 6.
Ahora sí, borracho Huerta,
harás las patas más chuecas
al saber que Pancho Villa
ha tomado Zacatecas.
[…] Andaban los federales
que no hallaban ni qué hacer
buscando enaguas prestadas
pa’ vestirse de mujer.

Posteriormente, Villa se alió con Emiliano Zapata contra el régimen de Venustiano Carranza, de quien no confiaba. Álvaro Obregón derrotó en cuatro batallas al ‘Centauro del Norte’, quien volvió a su vida de fugitivo.

En Marzo de 1916 Villa atacó el pueblo norteamericano de Columbus en el estado de Georgia. Carranza ordenó su persecución y permitió la entrada del ejército de Estados Unidos para que lo capturaran, pero no pudieron encontrarlo.

Los soldados que vinieron desde Texas
a Pancho Villa no podían encontrar
muy fastidiados de ocho horas de camino
los pobrecitos se querían regresar.

Después de la muerte de Carranza, Villa firmó en 1920 un convenio de paz y se retiró a la hacienda Canutillo en Durango. Tres años después fue asesinado por una lluvia de balas, al parecer, por órdenes de Álvaro Obregón.


Fuente: Supertareas 4, Fernández Editores.








Comentarios

Lo más popular de la semana