Los Arcanos Mayores del Tarot. 5. El Gran Sacerdote

Corresponde a la letra He del alfabeto hebreo y al signo astrológico Virgo.

El gran sacerdote o jerarca aparece sentado en una silla señorial, colocado en un estrado a nivel superior del piso. Usa una triple corona y con la mano derecha señala hacia el cielo, como en actitud de dar bendición. Con la mano izquierda sujeta un cetro terminado en triple cruz y a sus pies hay dos llaves cruzadas y siete sellos rodean las patas de la silla. A nivel del piso, hincados de rodillas, están dos sacerdotes en franca actitud reverente, de obediencia sumisa. A cada lado del Gran Sacerdote se levanta una columna con distintos símbolos. 


Significados de la figura El Gran Sacerdote.

Esta carta se la conoce también como el Hierofante, pues es lo que representa.

Hierofante se le llamaba al Sacerdote Mayor que presidia los misterios de Ceres en el templo de Eleusis, en Grecia, o en algún otro templo donde se realizaban las iniciaciones.

La triple corona: Era el emblema de la Trinidad. Significaba el conocimiento de la naturaleza divina como resultado del propio esfuerzo y sacrificio. Dentro del ocultismo también simbolizaba ascensión a los planos superiores, o conquistas de planos superiores en lo espiritual.

Señalamiento hacia el cielo: Siempre este gesto fue utilizado para indicar lo divino, lo que está arriba sobre todas las cosas, lo superior al hombre y su débil naturaleza. Jesús también lo usó mucho y ha trascendió los siglos precisamente por eso. Los actuales Papas aún lo utilizan cuando hablan frente a las multitudes.

La triple cruz: La cruz de tres horizontales suele aparecer con dos medias lunas, una hacia arriba y la otra hacia abajo, simbolizando entonces la de arriba, espada, y la segunda o intermedia horizontal, los dos contrarios: lo masculino y lo femenino. La tercera con media luna hacia abajo, simboliza la Luna. El conjunto de este símbolo era nada menos que el Thot, juez testigo – escribano a la hora de la muerte. Por tanto, este tipo de cruz viene a ser una advertencia y un recordatorio de que a la hora de la muerte habrá quien tome notas y haga cuentas.

Dos llaves cruzadas: Simbolizan puerta cerrada para el profano, pero abierta para quien desee estudiar los misterios de los iniciados. Son el umbral entre el consciente y el subconsciente. Significan las cámaras secretas llenas de tesoros. Son emblema de iniciación. Los sellos que en este naipe vemos por el suelo rodeando la silla subrayan el simbolismo de las llaves. Cuando sólo son dos llaves, debe entenderse que una es de plata y la otra de oro. La llave de plata habla de conocimiento y enseñanza de lo material y para lo material. La de oro se refiere a la filosofía, al estudio de lo superior, esto es, de Dios.

Estrado: El Gran Sacerdote se encuentra sentado en una silla a nivel superior de los otros dos personajes, sobre los que tiene una manifiesta superioridad, pues de simples monjes se trata, sacerdotes hincados de rodillas dispuestos a obedecer.

Las dos columnas: Simbolizan la entrada al templo. El hueco entre ambas significa la sabiduría que está al alcance de quienes sepan usar las llaves que se cruzan en el suelo. Esto es, los iniciados.

Los dos sacerdotes: Son los aspirantes a la iniciación que se inclinan sumisamente ante el Gran Sacerdote.

Claves para resumir El Gran Sacerdote.

Asociación astrológica: Virgo.

Religión o ley.

Meditación tras iluminación.

Efímero, pasajero, débil.

Viajes engañosos.

Pasajera felicidad.

Nada se retiene.

El bien conduce a la justicia.

Con fines de predicción significa lo pasajero, lo que llega y luego se va. Tropiezos constantes. Pérdida de amistades a consecuencia de ambición egoísta.



Fuente:
Editorial Época – El Tarot y sus Secretos, p. 27 – 29.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Trabalenguas de Oficios

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Administración