Expedición de Pánfilo de Narváez

En Tenochtitlán, el conquistador supo que otros barcos y soldados españoles habían llegado a las costas de Veracruz.

Velázquez, gobernador de Cuba, había enviado a Pánfilo de Narváez con orden de quitar el mando a Cortés.

Éste dejo a Pedro de Alvarado como jefe, y salió de Tenochtitlán al encuentro del recién llegado.

Pánfilo de Narváez traía 1,400 soldados, 80 caballos y muchas armas de fuego. Tenía, además, el propósito de llevar preso a Cortés.

Pero Cortés, con mucha habilidad, ganó el favor de los soldados de Narváez, con lo que aumentó su ejército, e hizo prisionero a Narváez.

A su espalda, las cosas no resultaron tan bien.

Durante su ausencia, Pedro de Alvarado cometió abusos y crueldades con los indios.

En una fiesta solemne ordenó la matanza de varios centenares de nobles indígenas, lo que provocó la sublevación de la ciudad.

Los guerreros aztecas atacaron entonces el cuartel de los españoles y éstos, aislados y privados de alimentos, dieron libertad a Cuitláhuac, para que apaciguara al pueblo.

Pero el príncipe, lejos de plegarse al deseo de los invasores, reunió más gente y recursos y prosiguió la lucha.

Fuente:

Generación 1960. Mi libro Historia y Civismo. Tercer Grado, Ed. Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, p. 89 – 90.

App CONALITEG Digital. Generación 1960. Tercer Grado. Mi libro Historia y Civismo.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad