El retorno a la sede fija

Argentina reunió a todos nuevamente en 1987, aunque el campeón del mundo no jugó acorde a su cartel y sólo ocupó el cuarto lugar. Uruguay retuvo el título disputando sólo dos partidos, al situarse directamente en semifinales, donde superó 1-0 al anfitrión con gol de Antonio Alzamendi.

En la final, los Celestes derrotaron a Chile 1-0 luego del tanto obtenido por Pablo Bengoechea, en un encuentro violento donde hubo dos expulsados por bando. La nota agradable estuvo del lado de Colombia, cuyo fútbol tenía en Carlos Valderrama a su mejor exponente, situándose en el tercer puesto.

La estadística registró el corte de dos rachas. Uruguay pudo ganarle a Argentina, en Buenos Aires, luego de 50 años, y Chile goleó 4-0 a Brasil en Córdoba, un marcador que el Scratch no recibía desde 1917.

Para festejar el 75 aniversario de su creación, la Confederación Brasileña de Fútbol llevó a cabo la edición de 1989, con un formato en el que los 10 países se dividieron en dos grupos de cinco equipos cada uno. Habían pasado 50 años, pero Brasil se decidió a ser anfitrión y ganar la Copa, tal como hizo aquella vez.

Con Romario y Bebeto como principales figuras, más el arquero Claudio Taffarel y Carlos Dunga en la media, los verdeamarelas no tuvieron que lidiar mucho ante sus rivales de grupo, como tampoco en la ronda final. Su retorno al título se produjo de una manera holgada y en condición de invicto.

Fuente:
Por Marcelo Assaf en Caras Sports, ‘Copa América Argentina 2011’, Ed. Televisa, p.19

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad