Eurocopa Bélgica 1972. Superioridad teutona

“Arriba Alemania, arriba Alemania", fue el grito de más de 30 mil aficionados germanos que cruzaron la frontera con Bélgica para reunirse en el Estadio Heysel de Bruselas y ser testigos de la primera conquista de la República Federal de Alemania en la Copa Europea de Naciones, tras vencer 3-0 a la Unión Soviética en la Final.

Tres semanas antes de la Final, el 18 de Junio, germanos y soviéticos dieron un anticipo de ese duelo. Ambas escuadras se enfrentaron en un partido amistoso para inaugurar el Estadio Olímpico, donde los alemanes se alzaron con la victoria 4-1.

"Lo de Múnich no se repetirá. Pudimos sacar provecho de aquel partido y confiamos en la victoria, aunque los alemanes serán unos rivales difíciles y duros", comentó el entrenador Alexandr Ponomarjev, antes de la última fase de la Copa, donde la RFA debutaría.

Sin embargo, la historia en Bruselas no fue diferente a aquel partido de Bavaria. Los alemanes, que presentaban un cuadro formado en su mayoría por jugadores del Bayern Munich y del Borussia Monchengladbach, fueron notablemente superiores a sus rivales. Con Franz Beckenbauer como organizador de la defensa, Gunter Netzer, como el líder del medio campo, Gerd Müller como el depredador del área y la fortaleza física del resto del equipo, los germanos vencieron a los soviéticos para conquistar su primer título europeo.

La afición belga tenía fe en que la condición de local de su selección sería factor determinante para dar la sorpresa en la Copa; empero, las esperanzas de miles de seguidores de los Diablos Rojos se vinieron abajo, cuando Müller se convirtió en el verdugo del cuadro anfitrión con dos anotaciones en la Semifinal, instancia a la que Bélgica llegó tras eliminar al representativo de Italia. El triunfo ante los azzurri elevó el ánimo del público belga que celebró con vehemencia el pase y gritó en forma entusiasta: "Gracias Raymond, gracias", en agradecimiento al entrenador de Bélgica. Y no era para menos, pues desde que Raymond Goethals se hizo cargo del equipo en 1968, aumentó el nivel de su selección, misma que fue al Mundial México 1970 y a la que le brindó la posibilidad de alcanzar la cúspide del fútbol europeo en su propio suelo en la Eurocopa 1972. Los jugadores de Goethals, quien fumaba cerca de 40 cigarros en un partido, llegaron disminuidos. Su medio Wilfried van Moer sufrió una fractura en una pierna contra Italia. Al final, el nivel teutón fue superior al belga, que tuvo que conformarse con el tercer lugar tras vencer a Hungría. El técnico magyar Rudolf lllovszky no pudo con el milagro y su oncena cayó en la otra Semifinal ante la URSS, la cual alcanzó su tercera Final en cuatro ediciones de la Eurocopa.

El duelo entre húngaros y soviéticos lució semivacío en las gradas debido a que simultáneamente se disputaba el encuentro entre alemanes y belgas en Amberes, cotejo que casi toda Bélgica seguía a través de la televisión. Los magyares debieron llevarse la victoria, pero su falta de definición y un penalti fallado por Sandor Zambo permitió a los soviéticos imponerse con lo justo.

La Figura. Gerd Müller.

El delantero alemán fue el hombre gol del cuadro teutón, marcó dos goles en la Semifinal contra Bélgica y otros dos a la oncena soviética en la Final; precisamente, en ese partido contra la URSS, el 'Bombardero de la Nación' consiguió su anotación 50 de las 68 que lo ubican como el máximo goleador del selectivo teutón. Pese a su constitución baja y rechoncha, labró una carrera exitosa gracias a su definición devastadora; el área enemiga era su zona de confort, donde era sumamente peligroso; sus piernas cortas lo convertían en un elemento veloz. Con la RFA jugó los Mundiales 1970 y 1974, en el segundo dio título a su equipo contra Holanda en la Final.

 

Fuente:
Por Agustín Elías en Récord, ‘Especial Eurocopa 2012’, Ed. Notmusa, p.92 – 93.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad