Un torneo con altura

Bolivia afrontó la organización de la Copa en 1963 y obtuvo el título, en lo que ha resultado hasta el momento el mayor logro de su historia. Su capital, La Paz, fue un lugar donde resultó sumamente complicado jugar, a 3 mil 600 metros sobre el nivel del mar, algo que resultó una auténtica pesadilla para los países visitantes.

El conjunto boliviano fue muy eficaz desde el inicio cuando igualó 4-4 ante Ecuador y también en el cotejo de cierre al batir 5-4 a Brasil, que presentó nuevamente una selección estatal, en esta ocasión de Minas Gerais, más algunos jugadores de Río, Sao Paulo y Río Grande do Sul.

Muy anecdótico resultó el triunfo de 3-2 que el local obtuvo ante Argentina. El portero argentino Edgardo Andrada contuvo un penal, desviando la pelota al córner, lo cual motivó un efusivo festejo junto a sus compañeros; pero mientras esto sucedía, Bolivia efectuó el tiro de esquina y Wilfredo Camacho convirtió de cabeza el gol de la victoria.

De nada sirvieron las airadas protestas que recibió el árbitro Arturo Yamasaki, por ese entonces representante de Perú. Fue la nota saliente dentro de una competición que por única vez permitió cuatro cambios por equipo, a la vez que los jugadores reemplazados podían retornar al campo de juego minutos más tarde.

En 1967 la Copa América tuvo por primera vez a los 10 representantes de Conmebol con el debut de Venezuela. La cita fue en Montevideo, Uruguay, donde el local, fiel a su costumbre, se adjudicó el torneo. Y además fue la última ocasión en que se midieron todas contra todos.

También hubo un hecho singular al disputarse eliminatorias entre Chile, Paraguay, Ecuador y Colombia, sobreviviendo los dos primeros. El campeón Bolivia tuvo un rendimiento muy pobre, ya que no sumo puntos ni goles, pese a contar con ocho hombres del plantel con el que se coronara.

Para los venezolanos el estreno resultó propicio, ya que logró su primer triunfo (3-0 ante Bolivia), aunque sería el único en los 40 años siguientes. Como anécdota de esta incursión inicial, Venezuela utilizó la camiseta de Peñarol debido a que la suya era considerada similar a la de Chile.

El título se resolvió en la jornada de clausura cuando Uruguay se midió con Argentina, al cual le bastaba una igualdad para festejar. Sin embargo, los Celestes no sólo conservaron su invicto, llegando a 25 juegos sin caídas, sino que ganaron 1-0 con un tiro libre de Pedro Rocha.

Fuente:
Por Marcelo Assaf en Caras Sports, ‘Copa América Argentina 2011’, Ed. Televisa, p.18

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Economía