Copa América Uruguay 1995. Otra vez los penales

Tras la grata revelación que resultó México en Ecuador 93, la Copa Mundial de Estados Unidos 94 trajo muchas dudas respecto a la dirección técnica de Miguel Mejía Barón, pese a que se clasificó a la segunda ronda del torneo por primera vez fuera de nuestro país, además de una serie de roces del estratega con la prensa.

Por si fuera poco, su grupo de jugadores base no había tenido descanso en al menos cuatro años y el agotamiento era evidente en muchos de ellos.

“Varios jugadores veníamos con mucho cansancio acumulado pues llevábamos varios años sin descanso entre eliminatorias, Copa América, Mundial EU 94 y nuestros torneos locales. No habíamos tenido descanso y nuestra actuación fue mala", ha mencionado Alberto García Aspe en distintas ocasiones.

Como ocurrió dos años antes en Machala, el Tri inició su camino por el torneo con una derrota, ahora contra Paraguay 2-1, pero a diferencia de lo ocurrido en Ecuador, ahora sí fue presagio de tragedia. Y los caníbales empezaron a danzar a su alrededor.

El 6 de julio en el Estadio Municipal en Maldonado, aquel grupo inició la debacle. Los guaraníes se impusieron con goles de José Saturnino Cardozo a los 62 minutos y Adriano Samaniego al 73', pese a que inició ganando con anotación de Luís García a los 45'.

“En Uruguay todo fue normal, el grupo estaba perfecto, fueron otras las circunstancias, el equipo no llegó tan motivado, el frío en el que entrenábamos en canchas duras nos afectó tremendamente, con campos inundados y no estábamos en un buen momento futbolístico” comentó Claudio Suárez.

Luego vino Venezuela al ruedo el 9 de julio en la misma sede y dio un respiro a Mejía Barón y sus muchachos. Le vencieron 3-1 con dos anotaciones de Luis García a los minutos 41’ y 58’, ambos por la vía del penal, y de Missael Espinoza a los 76'. El único tanto del rival fue un autogol de Jorge Campos a los 61'.

Uruguay fue el siguiente rival y el Tri tuvo su mejor actuación. Se empató a un gol el 13 de julio en el Estadio Centenario. Luis García hizo su cuarto gol del certamen a los 67', y Marcelo Saralegui marcó por los sudamericanos a los 78'.

"Ese partido para mí fue el mejor que dimos allá, por que jugamos en su cancha y a secas fue un buen juego, parejo", explicó Suárez.

Ese juego debió recorrerse un día por un torrencial aguacero, pero la descortesía o mala voluntad o juego sucio por parte de la Conmebol apareció una vez más; al equipo uruguayo le avisaron de la suspensión antes de salir de su hotel de concentración y a los mexicanos sólo hasta que estaban en los vestuarios del inmueble cambiándose.

México terminó en el tercer sitio del Grupo A con cuatro puntos y clasificó como uno de los mejores terceros lugares. El destino le tenía reservado a EU como rival, líder del Grupo C con seis unidades.

"Antes de enfrentar a Estados Unidos había crecido la presión en el equipo, por lo mismo de que se había perdido en penales en el Mundial, no lo queríamos de nuevo y luego si sumas que fue EU, dolió mucho, sobre todo a los directivos. Ahí se terminó un proceso que se tenía con Miguel Mejía Barón y se deshicieron de jugadores que nunca más volvieron a la Selección", explica Suárez.

Fue un duelo intenso de principio a fin, atascado en todos los sectores del campo y de pierna dura a tal grado que 10 jugadores, cinco por bando, fueron amonestados, y uno, García Aspe, fue expulsado a los 89’. Incluso, Marcelino Bernal debió abandonar el campo lesionado tras un choque con Kloplas a los 79’. El tiempo regular terminó sin goles y la tanda de penales se hizo necesaria. Por esa vía el Tri fue eliminado en México 86 y EU 94, ante Alemania y Bulgaria, respectivamente, y se empezaba a cargar con un estigma que a la fecha no se ha sacudido.

Marcaron por EU: Eric Wynalda, Moore, Caliguri y Klopas. Mientras el arquero Brad Friedel detuvo los tiros a Carlos Hermosillo y Alberto Coyote. Sólo marcó Luis García por los verdes. Unos días después Miguel Mejía Barón dejó de ser el técnico nacional. La única buena noticia de la Copa América Uruguay 95 fue el título de goleo de Luis García, el cual compartió con el argentino Gabriel Batistuta, ambos marcaron cuatro goles. Aún así, aquel fue un inútil consuelo.

Fuente: 
Caras Sports, ‘Copa América Argentina 2011’, Ed. Televisa, p.28 – 29

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Administración