México 1970. Pudo ser mejor

“Cuando llegamos al Centro de Capacitación, todos los jugadores vaciamos los cuartos y nos llevamos todas las cosas que pudimos, entre televisiones, radios y ropa; todo lo que pudimos. Vaciamos el Cecap y rompimos concentración”. Ignacio Basaguren, ex delantero de la Selección Mexicana, recordó esta anécdota para hacer alusión al enfado Tricolor, tras su eliminación a manos de Italia durante los Cuartos de Final de México 1970.

Y es que ese Mundial lucía prometedor para el combinado local. Sin embargo, previo al partido inaugural del 31 de Mayo, el cuadro dirigido por Raúl Cárdenas, sufrió diversos imponderables y aunque clasificó por primera vez a la segunda ronda, quedó la impresión de que pudo haber sido mejor. Un acontecimiento que marcó un parteaguas en el seno tricolor ocurrió el 27 de Mayo, a cuatro días de la inauguración, cuando el mediocampista Alberto Onofre chocó de forma accidental con Juan Manuel Alejándrez durante un entrenamiento. Las consecuencias fueron graves: fractura de tibia y peroné en su pierna izquierda, razón por la que quedó fuera del Mundial.

“La Selección jugaba para Onofre. Sin embargo, llegó su lesión e inició el desastre de la Selección Nacional porque no había un ‘Plan B’”, aseguró Basaguren. Enrique Borja, una de las figuras tricolores abundó: “Onofre era un jugadorazo y era importante en el equipo nacional. Su lesión afectó al grupo”. Javier Valdivia, quien en dicha justa sería el goleador del Tri con dos tantos, señaló: “Alberto era una pieza bien diseñada para nuestro conjunto”.

Antes de eso durante la concentración de seis meses antes del torneo, habían sido dados de baja por indisciplina Ernesto Cisneros y Gabriel Núñez, ante la oposición de sus compañeros- Además, el 19 de mayo, a dos días de que se diera a conocer la lista final de los 22 convocados, trascendió que Borja e Isidoro Díaz quedaban fuera por baja de juego, aunque debido a la presión unánime del medio futbolístico nacional, Cárdenas se vio forzado a convocarlos.

En el partido inaugural de la Copa entre los anfitriones y la extinta Unión Soviética, ni Fragoso ni Valdivia ni Horacio López Salgado concretaron sus opciones.

“Ese partido se jugó bien a secas, pero se debió haber ganado”, señaló Basaguren, quien pese a que el técnico nacional le había hecho saber un día antes que alinearía, no vio acción, máxime que por su estatura pudo competir con los soviéticos.

Otra ausencia fue la de Borja en ese partido, hecho que Cárdenas justificó diciendo: “No alineó porque no está en plena forma. Se parte de la base de que en el equipo se alinean hombres y no nombres, y el muchacho no estaba preparado para entrar”. Ante ello, el espigado delantero reviró en ese entonces: “Lo del tobillo desapareció totalmente, desde hace dos semanas me encuentro en perfectas condiciones para alinear”. Declaraciones que dejaron ver que la relación entre ambos no era buena.

El 7 de Junio, frente a El Salvador, Cárdenas determinó alinear a Borja, aunque sólo 45 minutos. Según las crónicas de esa época, el marcador no reflejó lo que sucedió en el campo, El Salvador fue un rival tenaz y México sufrió. Los dos primeros goles fueron obra del ‘Cabo’, quien así se convirtió en el segundo jugador mexicano después de Manuel Rosas en 1930, en anotar un doblete. El primer gol cayó cuando Aarón Padilla desbordó por la banda izquierda y sacó un centro al que no llegó Borja, pero Valdivia sí y batió a Raúl Magaña. El segundo fue producto de una jugada personal: “Tomé el balón en tres cuartos de cancha, me interné en el centro y burlé a un rival (Salvador Mariona) y crucé el disparo”, relató.

El tercero fue una jugada de José Luis González, quien centró al corazón del área, López Salgado se elevó y de cabeza puso el balón para Fragoso, quien disparó raso con la derecha y anotó.

Basaguren se convirtió en el primer suplente en anotar en una Copa del Mundo, ya que a partir de esa edición se permitieron dos cambios por equipo. “Fue una jugada en la que el arquero salvadoreño salió a buscar un balón al córner izquierdo, (Javier) Valdivia lo presionó y le rebotó el balón, me quedó a mí en los linderos del área grande y tras registrar la ubicación del marco y de los defensas, en fracción de segundos tiré chanfleado y acerté”, recordó.

Ante Bélgica, México logró tomar ventaja, cuando Valdivia fue tranzado por el defensa Leon Jeck. Sin titubear, el argentino Norberto Coerezza marcó penal. Gustavo Peña, el capitán azteca, fue el encargado de anotar luego de tomar mucho vuelo, correr en zigzag y colocar a la izquierda de Christian Piot. “Antes de cobrarlo, me acerqué a la banda a tomar agua, entonces Cárdenas se acercó a mí para preguntarme como me sentía, a lo que contesté que si tenía otro cobrador, que me dijera, pero él se refería a alguna dolencia que me impidiera tirar”. Una vez, calificados, surgió un inconveniente, con idéntica diferencia de goles con la URSS, el 12 de Junio la FIFA realizó un sorteo en el que México no tuvo suerte y tuvo que salir del Azteca para enfrentar a Italia en La Bombonera de Toluca.

México se puso al frente a los 12’, cuando Fragoso superó en velocidad a Rosato, que ni con barrida pudo detenerlo, y sirvió para La Calaca, quien disparó raso y con potencia para batir a Albertosi. El empate llegó producto de un autogol del Kalimán, quien desvió el balón a Calderón tras un disparo de Domenghini. En el segundo tiempo, los italianos se pusieron en ventaja cuando Riva aprovechó un titubeo de la zaga.

Un remate de cabeza de Pulido pudo igualar las cosas, pero Cera despejó sobre la línea. Desbocado al frente, México fue aniquilado con dos contragolpes.

Fuente:
Por Diego Hernández en Récord Especiales, ‘Todo sobre Sudáfrica’, Ed. Notmusa, p.82 – 84.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Ciencia y Tecnología

Cultura Olmeca