Figuras de los Mundiales. Giuseppe Meazza

“Contar con Giuseppe en tu equipo es como iniciar con un gol de ventaja”

Vittorio Pozzo, Técnico de Italia en el Mundial de 1934.

Peppino fue descubierto mientras jugaba en un terreno de los suburbios de la capital lombarda y fue firmado por el Ambrosiana Inter (ahora Inter de Milán) a los 17 años.

Su estilo de juego era elegante, inteligente y correcto, siendo su especialidad el traslado del balón, el regate y su capacidad para resolver frente al arco, siempre optando por la gambeta en lugar del disparo seco,

En la campaña de 1933, Meazza cruzó una apuesta con su amigo de la selección, pero rival en la liga, Giampiero Combi, arquero del Juventus y capitán italiano en el Mundial de 1934.

Durante esa discusión, Combi alardeó de que conocía todos los falsos movimientos de los atacantes cuando le encaraban mano a mano ante la portería, y que ni siquiera Meazza podría derrotarlo en un enfrentamiento directo.

Meazza le lanzó un reto y Combi lo aceptó. En el siguiente enfrentamiento entre el Ambrosiana Inter y la Juventus Meazza tejió un gol de antología, al tomar el balón a medio campo, driblar numerosos rivales, entre ellos Luis Monti, antes de encarar y vencer a Combi con una finta para meterse con todo y balón en la portería. Combi se levantó del suelo y corrió inmediatamente a estrechar la mano de ‘II Ballina'

Su ritmo como anotador era impresionante. En la temporada de 1928-29, marcó en dos ocasiones cinco goles en un mismo partido, 9-1 contra el Pistoiese (6 de enero de 1929) y 9-0 contra el Verona (17 de marzo de 1929).

Pero su gran tarde, o más bien, la tarde más grande en la historia para un jugador del 'calcio' fue el 12 de mayo de 1929, cuando implantó el récord de seis goles en un mismo partido contra el Venecia, equipo al que vencieron 10-2, una marca que permanece hasta nuestros días.

Con la 'squadra azzurra' fue el máximo goleador hasta la década los 70, cuando fue superado por Riva.

Su debut con el equipo nacional se dio el 9 de febrero de 1930 en un amistoso ante Suiza en Roma, y en dos minutos, Meazza anotó los goles de la diferencia; 4-2 fue el marcador.

En el mundial de Francia 3’38 fue designado capitán de los italianos. Giovanni Ferrari, Eraldo Monzeglio y 'Peppino' fueron los únicos sobrevivientes de la escuadra de 1934, que volvió a coronarse en Francia.

Su último partido con los 'azzurri' fue el 20 de julio de 1939 en Helsinki, un amistoso ante Finlandia que ganaron 3-2.

Con el Inter participó en 12 campañas en forma consecutiva, hasta que una lesión en la pierna izquierda lo dejó fuera de circulación en la temporada 1939-40.

Debido a su extravagante estilo de vida, Meazza se encontró en una mala situación económica al finalizar la década de los 30, y cuando retornó a jugar, ahora con sus antiguos rivales de ciudad, el Milán, se evidenció que mantenía su clase, pero había perdido su velocidad.

Tras dos temporadas con los 'rossoneros', una con el Juventus y tres con el Varese (actualmente el Atalanta), finalizó su carrera como jugador con el Inter, donde también fungió como entrenador y salvó al equipo del descenso. Su último partido en la Serie A fue ante el Bolonia en el San Siro, el 29 de Junio de 1947.

Fuente:
Récord Mundial, Alemania 2006 ¡Piensa en Grande!, Ed. Notmusa, p. 22.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

Análisis de Amparo Dávila – Alta Cocina

25 Preguntas de Administración