Ubicación temporal y espacial de la prehistoria y del origen del ser humano

De acuerdo con investigaciones recientes, el origen del ser humano tuvo lugar en África, en donde los homínidos (los primeros ancestros de los humanos) emigraron en busca de alimento, de Asia a Europa primero, luego a Oceanía y, por último, a América. A este periodo que comenzó hace más de tres millones de años se le conoce como prehistoria. Por la imposibilidad de fechar con exactitud los procesos históricos de esa época, ocurridos antes de Cristo (a. C.), se miden en siglos, milenios y millones de años.

El Paleolítico marca el inicio de la prehistoria, y es el periodo en el que nuestros ancestros fabricaron instrumentos y herramientas de piedra mediante la técnica de percusión. En este periodo se dedicaron a la recolección, la caza y la pesca. La utilización del fuego resultó crucial para su adaptación y sobrevivencia. 

Durante el Neolítico, el ser humano, el único sobreviviente de los homínidos, ya era capaz de pulir piedras. Es en esta época cuando empieza la producción de alimentos mediante la agricultura y la domesticación de animales, como vacas, cerdos y ovejas; asimismo, las personas comenzaron a vivir en comunidades. Con estos avances, se logró el paso de la vida nómada a la sedentaria. 

La prehistoria no fue un proceso simultáneo en todo el mundo. La agricultura y la metalurgia surgieron primero en Asia y Europa, y después en América. 

La invención de la escritura, alrededor del 3200 a. C., marca el término de la prehistoria. A partir de entonces se señala el comienzo de la historia (palabra de origen griego que significa “preguntar” o “investigación”).

Fuente:
Generación 2014. Historia, Sexto Grado, Ed. Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, p. 12.
App CONALITEG Digital. Generación 2014. Historia

Comentarios

Lo más popular de la semana

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Economía