Figuras de los Mundiales. Garrincha

“Sin Garrincha nunca me hubiera proclamado tricampeón mundial”
Pelé.
 

Garrincha es considerado como el mejor conducto en la historia del futbol, a pesar de haber jugado con las piernas curveadas, la izquierda hacia adentro y la derecha seis centímetros más corta que la otra y flexionada hacia el exterior.

Manuel Francisco dos Santos, criollo de sangre india, negra y mulata, nació minusválido a causa de la poliomielitis. La misma operación que le fue practicada durante su infancia le permitió caminar, pero le dejó deformaciones de por vida en las piernas. Su apodo, ‘Garrincha’, significa ‘Canto de Ave’, una de sus pasiones, al igual que el alcohol. 

Dos Santos debutó con el Botafogo el 19 de Julio de 1953, y aunque no podemos decir que lo hizo con el pie derecho, en ese partido marcó tres goles para vencer 6 – 3 al Bonsucesso. 

Con el Botafogo conquistó dos campeonatos Río – Sao Paulo, considerado como el verdadero título nacional, antes del establecimiento formal del mismo en 1970. 

En estos torneos eran frecuentes los choques entre el Botafogo y Garrincha ante el monarca paulista Santos y su estrella Pelé, partidos aún recordados como los más bellos de toda la historia en Brasil. Con el Botafogo, Garrincha marcó 249 goles en 579 partidos. 

‘Mane’, otro de sus sobrenombres, jugó su primer partido con el ‘scratch du oro’ el 18 de Septiembre de 1955 ante Chile en el Maracaná. 

Garrincha elaboró y perfeccionó técnicamente el disparo bautizado por él mismo como ‘banano’, donde el balón se elevaba sin fuerza aparente y caía dramáticamente, por lo general dentro de la meta contraria. 

Jugó sólo dos partidos en la Copa América de Perú 1957, ambos de cambio en las goleadas brasileñas 7-1 sobre Ecuador y 9-0 sobre Colombia, y en esa justa Brasil terminó en segundo lugar, tras caer 3-0 con los campeones argentinos. 

Sus propios compañeros solicitaron su inclusión al técnico Vicente Feola en la Copa del Mundo de Suecia 1958, tras haber sido marginado en los primeros dos cotejos, y Garrincha respondió anotando los primeros dos goles en la Final contra Suecia. 

En Chile 1962 Garrincha tomó la batuta de Brasil, tras la lesión de Pelé en el segundo encuentro. 

Sufrió una operación de cartílago en 1963, año en que protagonizó un escándalo al abandonar a su esposa Nair y a sus ocho hijas para casarse con una popular cantante local, Elza Soares, con quien procreó también un hijo (Garrinchinha) y una hija. 

Garrincha contrajo matrimonio tres veces en total y con su última esposa, Iraci, tuvo también un hijo (Nenen) y una hija, pero tanto Garrinchinha como Nenem murieron en accidentes automovilísticos, por lo que el único descendiente varón que le sobrevivió se llama Ulf Lindberg, procreado fuera del matrimonio con una sueca. También tuvo dificultades hacendarias, mismas que el Botafogo tuvo que cubrir. 

La única derrota en toda su carrera con Brasil ocurrió en su último partido con la casaca ‘verdeamarelha’ el 15 de Julio de 1966 en Liverpool, 1-3 ante Hungría, en la Copa del Mundo de Inglaterra. 

La última aparición profesional de Garrincha ocurrió a sus 49 años de edad con el club Olaria, cerca de la Navidad de 1982. Días después falleció en la miseria en plena intoxicación alcohólica. Actualmente un estadio de Brasilia lleva su nombre: ‘Mane Garrincha’. 

Fuente:
Récord Mundial, Alemania 2006 ¡Piensa en Grande!, Ed. Notmusa, p. 60.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Ciencia y Tecnología

Cultura Olmeca