Figuras de los Mundiales. Romario de Souza

“En mi vida privada, yo hago lo que quiero. La noche es mi amiga. Si no salgo, no anoto”
Romario. 

Junto a Roberto Dinamita y Ademir de Menezes, Romario es considerado como el mejor jugador en la historia del Vasco da Gama, equipo que lo rechazó en la primera ocasión en que se presentó a probarse, al considerarlo demasiado bajo de estatura.

Sus primeros dos goles como jugador de paga los consiguió el 18 de Agosto de 1985 en el triunfo del Vasco 6 – 0 sobre el débil Nova Venecia de la provincia de Espíritu Santo. 

El impacto de Romario en la Liga carioca fue fulminante e instantáneo, al grado de que tan sólo dos después debutó con la selección brasileña, el 28 de Mayo de 1987, en la victoria sobre Finlandia 3 – 2, con dos goles del astro. 

Romario completó su periodo formativo con el PSV Eindhoven, equipo que le abrió la puerta para un mercado más cotizado, el español, donde vivió una primera etapa gloriosa con el Barcelona de Johan Cruyff y una segunda oportunidad marcada por los problemas personales con el entrenador del Valencia, el italiano Claudio Ranieri. 

Romario optó por regresar a Brasil, en una operación que costó 4.5 millones de dólares al Flamengo, sólo por el placer de alinearlo junto a Bebeto. 

En 1988 fracasó en su intento por darle a su país su primera medalla de oro olímpica al caer en la Final de Seúl ante la Unión Soviética, sin embargo, fue el goleador del torneo. 

En el Mundial de Italia 1990 únicamente jugó un partido, en el que Brasil venció 1 – 0 a Escocia en Turín. 

Su consagración con la ‘verdeamarelha’ vino cuatro años después en Estados Unidos, donde consiguió cinco goles y fue electo como el ‘Mejor Jugador’ del torneo. 

Después vinieron una serie de desencuentros entre Romario y el equipo nacional de Brasil, mismos que lo alejaron de las siguientes dos justas mundialistas. A Francia 1998 no pudo asistir debido a una lesión y la historia se repitió en Corea – Japón 2002. El técnico Scolari lo marginó cuando prefirió jugar compromisos amistosos en México con el Vasco, en lugar de presentarse a disputar la Copa América de Colombia 2001, justo cuando Scolari vivía tiempos turbulentos al frente de Brasil.



Fuente:
Récord Mundial, Alemania 2006 ¡Piensa en Grande!, Ed. Notmusa, p. 120.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

Cultura Olmeca

25 Preguntas de Ciencia y Tecnología