Recuento Qatar 2022

Ya concluido ayer el Mundial de Futbol Qatar 2022, y sabiendo que el campeón es Argentina (en una final muy polémica donde el árbitro tuvo una mala actuación) y que Lionel Messi se quita cierto trauma (ya que este era uno de los títulos que no se le había dado en su prolífica carrera), y que Francia es una digna subcampeona (cuya estrella Kylian Mbappé se encamina a superar muchos récords realizados en estas justas), es necesario al menos por parte de este sitio, hacer una especie de recuento sobre algunos detalles o cuestiones que valen la pena rescatar de este evento atípico, que tuvo su especial magia y encanto, lo cual se describirá en las siguientes líneas.

Independientemente del prejuicio que se tiene sobre los países árabes, sobre todo dadas las maneras en que se conduce su religión principal (El Islam), y como esta se refleja en el comportamiento de su sociedad, lo cual representa ciertos choques con la visión occidental,  no se puede negar que el evento fue un éxito, y que Qatar (quitando algunos problemas de derechos humanos y normas consideradas rígidas para muchas personas en Occidente) tiene muchas condiciones para volverse una potencia emergente en el mediano plazo, dada su visión de Estado y la forma en que han conducido su “bonanza petrolera” en inversiones estratégicas, lo cual no se reflejó bien en su selección de futbol, pero no dudo que lo seguirán intentando y posiblemente en un mediano plazo consigan algunos avances importantes. 

Como cada cuatro años se puede palpar, hay muchas cosas que cambian, y el streaming comenzó a cobrar un papel importante en la transmisión de los partidos de este evento mundial, ya que en muchos países fue un recurso que fue utilizado para la transmisión de los cotejos, incrementando las opciones y el alcance del mismo; y esto hay que magnificarlo dado que hasta el momento todavía se siguen manifestando algunas consecuencias negativas de la pandemia derivada por el COVID-19, que aunque “ya está controlada” en muchos países, es notorio que es un virus que ya se quedó, afortunadamente sin tantas consecuencias negativas como en su inicio. Se puede decir que el Mundial de Futbol Qatar 2022 fue el 1° evento mundial de gran magnitud después del auge de la pandemia del coronavirus, la cual obligó a tener nada de público o aforos reducidos para la Eurocopa de Naciones 2020 (realizada en 2021 en diferentes estadios de Europa), la Copa América 2021, los Juegos Olímpicos de Verano Tokio 2020 (realizados en 2021) y los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022. 

Fue un torneo futbolístico muy parejo, dado que ninguna selección se clasificó a los Octavos de Final con 9 puntos (es decir, 3 victorias); además se dieron resultados muy sorpresivos, como la derrota de Argentina ante Arabia Saudita por marcador de 1 – 2 (juego en el que le anularon 3 goles al país sudamericano por fuera de lugar), los triunfos de Japón 2 – 1 frente a Alemania y España (rematado con una derrota del país del sol naciente por la mínima diferencia ante Costa Rica), el 2 – 0 de Marruecos a Bélgica (lo cual no fue pura casualidad, ya que en el camino hasta las semifinales derrotaron a España en penales y a Portugal por 1 – 0), el triunfo de Túnez sobre Francia por 1 – 0 (aunque se entiende que los franceses pusieron a los suplentes, aun así no deja de ser sorprendente) y la derrota de Portugal 1 – 2 ante Corea del Sur (es de admirarse la velocidad que siguen teniendo los equipos sudcoreanos conforme pasan los años). Aunque luego puede haber suspicacias y ciertas sospechas, de alguna forma se agradece que no todo sea predecible, y el que estos resultados se hayan presentado, le sigue dando un encanto peculiar al balompié. 

Es de destacarse el gran paso de Croacia, que desde que se proclamó país independiente después de una cruenta Guerra de los Balcanes, han tenido un magistral manejo de su futbol, siendo un invitado constante desde Francia 1998, y siendo protagonista en los dos últimos mundiales, llegando hasta el séptimo partido (siendo subcampeón en 2018 y tercer lugar en 2022, mostrando tener una idea de juego que aunque pueda no ser muy espectacular, es estratégico y efectivo, ya que en las rondas de penaltis han salido avantes (siendo Japón y el pentacampeón Brasil las víctimas en esta edición). Curiosamente, desde que perdieron con México en el Mundial de Brasil 2014, ellos han logrado obtener muy buenos resultados, mientras que México ahora no pasa ni de la ronda de grupos, pero de eso se comentará dentro de unos párrafos. 

Otro caso digno de vanagloriar es la selección de Marruecos, que es la primera nación africana cuyo representativo llega a las semifinales, logrando sorprender a varios aficionados, dado que en su grupo los favoritos eran Bélgica (una de las mayores decepciones del torneo) y la ya mencionada Croacia. Clasificaron como primer lugar del grupo F, logrando imponerse en Octavos y Cuartos de Final a las naciones de la península ibérica (España y Portugal, respectivamente). Aunque obtuvieron el 4° lugar de la justa mundialista de Qatar 2022, fueron el campeón sentimental de esta justa mundialista. 

Como otra de las sorpresas positivas de este certamen, encontramos a la selección de Japón, que le han dado seriedad al manejo de su futbol, y en esta ocasión lograron resultados sorprendentes al imponerse por 2 – 1 a dos campeones del mundo, Alemania y España, y aunque perdieron sorpresivamente con Costa Rica por marcador de 0 – 1, le dieron amplia batalla a Croacia (que sólo les pudo ganar en la ronda de penales), siendo uno de los dignos participantes del campeonato mundial. Además de lo notable de sus resultados, algo que se destacó mucho en diversas publicaciones de redes sociales, fue el hecho de que los japoneses siempre recogían la basura generada después de terminados los encuentros (ajeno a los resultados), y aunque eso es algo que los nipones vienen haciendo desde hace muchos años, considero que es bueno que se de registro de sus acciones y se compartan, ya que si otras sociedades lo replican, el mundo puede avanzar más. 

Dadas las sorpresas “positivas”, también existieron las grandes decepciones, y aunque el futbol no es una ciencia exacta y muchas variables pueden intervenir en el desarrollo de un juego de futbol; por tradición, infraestructura y “presente”, estas selecciones eran favoritas al menos para pasar a la ronda de Octavos de Final, y no lo consiguieron, convirtiéndose en las grandes decepciones del torneo, entre ellas podemos enlistar a México (que aunque no tenía grandes expectativas, por los menos pasaba a Octavos de Final desde el Mundial de 1994 hasta el anterior, realizado en 2018), Dinamarca (que se pronosticaba como uno de los posibles “Caballos Negros”,  Alemania (que por segundo mundial consecutivo no puede pasar de la ronda de grupos), Bélgica (que estaba rankeada en el 2° lugar de mejores selecciones varoniles de la FIFA) y Uruguay. 

Sobre el paso de México en el Mundial de Futbol Qatar 2022, hice un podcast especial al respecto, el cual recomiendo escucharlo con paciencia dado que se trata de desglosar muchas cuestiones que llevaron a ese resultado, y en esencia, se puede decir que estadísticamente México hizo lo mismo de siempre, pero esta vez no alcanzó para pasar de ronda, algo que refleja mucho de la situación general del país, donde antes las cosas no estaban bien pero se mantenían “controladas”, y ahora de plano la mediocridad se ha asentado en muchos aspectos, y en materia de futbol se ve reflejado en la no clasificación a Octavos de Final. 

Reconociendo que falta mencionar infinidad de cuestiones, hay que reconocer que este Mundial de Futbol valió la pena verlo (cuando se podía, dado que los horarios de los partidos coincidían con la jornada laboral), sinceramente siento que está mejor que se haga entre finales de Noviembre y Diciembre, ya que finalizando el torneo coincide con el desarrollo de las fiestas navideñas (entendiéndose que se cambió el calendario futbolístico por las altas temperaturas existentes en Qatar), además de que la mayoría de los jugadores está en ritmo. Esperemos que la situación de derechos humanos y libertades individuales mejore en Qatar, pero en materia económica si tenemos mucho que aprenderles (al menos los países latinoamericanos); y ahora será cuestión de esperar dentro de 3 años y medio como se desarrolla el Mundial de Norteamérica 2016 (que en esencia es en Estados Unidos, Canadá y México solamente son sedes alternas para los países con los que los estadounidenses tienen roces diplomáticos -se dice y no pasa nada-), donde aumentará el número de participantes y de partidos, manteniendo una incertidumbre que se resolverá justo en su momento. 

Esperando que este “breve recuento” haya sido mucho de su agrado, deseo que la magia de la navidad inunde sus hogares, y que el próximo año venga cargado de las mejores vibras, donde todos puedan mentalizarse en hacer las cosas bien, de manera profesional.  ¡Sean Felices! ¡Au Revoir!



Comentarios

Lo más popular de la semana

Cultura Olmeca