Gmail. El secreto está en la búsqueda

La funcionalidad de búsqueda de Google es el motor de Gmail. Es rápida y eficaz. Con tan sólo introducir unas palabras clave en el recuadro de búsqueda, tu mensaje aparecerá. No tendrás que recordar dónde lo guardaste. Google se encargará de ello. Si requieres hacer una búsqueda más precisa, utiliza “Mostrar opciones de búsqueda”.

Todo depende de cómo se mire.

Gmail te permite ver los mensajes en contexto. Si recibes respuesta a un mensaje que has enviado o recibido, Gmail la mostrará automáticamente por orden cronológico junto con el original. Esta conversación aumenta a medida que envías y recibes respuestas, lo que facilita el seguimiento de la conversación desde una misma ubicación. 

No pierdas mensajes nunca más.

Nunca se sabe cuándo puedas volver a necesitar un mensaje. Así que no suprimas ni uno, almacénalas con Gmail. Con un solo clic del ratón podrás enviar los mensajes de la bandeja de entrada a un archivo seguro donde podrás buscarlos fácilmente mediante la funcionalidad de búsqueda. 

Archivar un mensaje significa sacarlo de tu bandeja de entrada de Gmail (Recibidos) y guardarlo en la pestaña Todos. Es como si guardaras los mensajes en un archivero en vez de tirarlos a la papelera. 

Si alguien contesta un mensaje que tenías archivado, la conversación que incluya ese correo volverá a aparecer en tu bandeja de entrada. 

No pierdas más tiempo archivando mensajes.

Almacenar mensajes en carpetas, subcarpetas o subcarpetas de estas, no resulta muy productivo. Gmail te permite buscar mensajes recibidos o enviados, los cuales se disponen en una conversación, con tan sólo realizar búsquedas por palabras clave que aparecen en alguno de los mensajes que forman parte de dicha conversación. También existe la posibilidad de organizar tus mensajes mediante etiquetas. 

Puedes crear etiqueta y usarlas para ordenar tus mensajes por categorías (trabajo, familia, cosas pendientes, leer más tarde…). Solamente tú puedes ver tus etiquetas. Son como carpetas, con la diferencia de que puedes añadir varias etiquetas a un mensaje y eliminar las que no quieres. 

Olvídate de los mensajes no solicitados o spam.

Google trabaja continuamente para mejorar los filtros de spam y evitar que los recibamos. Sin embargo, los emisores de este tipo de mensajes son muy astutos y se adaptan con facilidad a los nuevos sistemas. Para combatir estas prácticas es necesaria nuestra ayuda. Si recibimos un spam, utilicemos la funcionalidad “Marcar como spam” para eliminarlo. El mensaje se eliminará automáticamente de la bandeja de entrada y se enviará información relacionada al equipo de calidad de Google. 

En Gmail tus correos se organizan en cadenas de conversaciones:

·         Cadena de conversaciones.

·         Voz y vídeo chat.

·         Temas.

·         Protección anti – spam.

·         Búsqueda.

·         Acceso en celulares.

·         Fuera de línea.


Fuente: 
Académica – Curso Herramientas básicas de Google.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Los Recientes de los Días

Los Recientes de los Días son los más jóvenes de los directores supremos de los superuniversos; en grupos de tres presiden los asuntos de lo...

Lo más popular de la semana