Imprevistos

Si bien la planeación es fundamental en el proceso de enseñanza, resulta imposible prever todas las situaciones a las cuales tendrás que enfrentar en tu trabajo como facilitador.

La improvisación es una habilidad que te permitirá afrontar imprevistos que se encuentren fuera de tu planificación, además de que te ayudará en tus actividades diarias. 

Claves de la improvisación.

  • Relájate: Entiende que a pesar de ser meticuloso durante la planeación, es imposible tenerlo todo bajo control.
  • Sé realista: Busca soluciones a tu alcance.
  • Busca el equilibrio: No olvides que una buena planeación y organización son esenciales para el éxito de todo proceso formativo, pues nos permiten conseguir más con menos esfuerzo.
  • Sé objetivo: Ajusta tus planes a la realidad de la situación.
  • Adáptate: Siempre habrá otra manera de hacer las cosas.
  • Evita los vicios: No hagas de la improvisación una costumbre.
  • Actualízate: Mantente siempre informado. 

La planificación nos permite señalar la trayectoria más sencilla y breve hacia el logro de un objetivo. La podemos reconocer porque no es repetible y la aplicamos al crear y desarrollar ideas, gestionar el flujo y ritmo de trabajo, afinar detalles y al realizar ajustes de último momento.

 

Fuente:
Fundación Carlos Slim – Curso Facilitador de Aprendizaje Digital.

Comentarios