Madurez de procesos

Existe un modelo que propone 5 niveles de madurez, que describen las características que deben cumplir las organizaciones para poder desarrollar proyectos de software garantizando la calidad. Estos niveles te permitirán evaluar el estado de la organización.

Nivel 0.

Incompleto, no cuenta con áreas ni un proceso de ejecución de tareas definidos. 

Nivel 1.

Inicial o realizado, estado inicial de desarrollo, se basa en la capacidad de respuesta y las habilidades de los individuos para cumplir sus responsabilidades.

·         Los procedimientos son inexistentes o sólo enfocados en un área concreta.

·         A nivel comparativo no existe metodologías ni lineamientos a seguir.

·         Poca o nula capacidad de respuesta a proyectos urgentes. 

Nivel 2.

Administrado, se normalizan las buenas prácticas en el desarrollo de proyectos con base en la experiencia.

·       Tiene poca capacidad de respuesta a la demanda de proyectos urgentes.

·       Se definen los servicios a realizar de forma clara, más no detallada ni especializada.

·       Existe una revisión concreta del proyecto.

·     El funcionamiento de su proceso de trabajo comprende las siguientes áreas para poder funcionar correctamente:

o   Gestión de requisitos.

o   Planificación de proyectos.

o   Monitorización y control de proyectos.

o   Gestión de acuerdos con proveedores.

o   Medición de estadísticas y análisis de datos.

o   Aseguramiento de la calidad de procesos y la producción del servicio.

o   Gestión de la configuración de cambios y mejoras a la organización. 

Nivel 3.

Definido, la organización entera participa en el proceso eficiente del desarrollo del proyecto de software.

·       Se conocen de antemano los procesos de construcción de servicios mediante el seguimiento de las mejores prácticas y metodologías de la ingeniería de software.

·       Se usan métodos y plantillas definidas y documentadas para un trabajo eficiente.

·      Tiene áreas funcionales definidas y equipos de desarrollo que interactúan en conjunto, siguiendo metodologías certificadas de desarrollo y producción de servicios.

·        Los proyectos se definen cualitativa y cuantitativamente.

·        Se agregan las siguientes áreas al proceso de trabajo para mejorar el funcionamiento:

o   Desarrollo de requerimientos.

o   Soluciones técnicas para la organización.

o   Integración de los servicios producidos.

o   Verificación del producto.

o   Validación del producto.

o   Definición de objetivos de los procesos organizacionales.

o   Definición del funcionamiento de los procesos organizacionales.

o   Preparación y formación del personal de la organización.

o   Administración integrada de proyectos.

o   Administración de riesgos.

o   Análisis y resolución de decisiones mediante análisis de datos.

Nivel 4.

Cuantitativamente gestionado, seguimiento con indicadores numéricos, es decir, estadísticos, que muestran la evolución de los proyectos de software.

·         Almacenamiento de datos estadísticos para el aprovechamiento futuro.

·         Creación de bancos de conocimiento para la toma de decisiones.

·         Proyectos medidos cuantitativamente.

·         Se agregan a la organización las siguientes áreas funcionales:

o   Rendimiento de los procesos organizativos.

o   Administración cuantitativa de proyectos. 

Nivel 5.

Optimizado, a partir de los criterios cuantitativos se determinan las desviaciones más comunes para optimizar procesos, con la anticipación de problemas y revisión continua de procesos conflictivos se pueden reducir costos.

·       Se compone de las siguientes áreas funcionales:

o   OID: Innovación e Implementación Organizativas.

o   CAR: Análisis y Resolución Causal.

·   Al llegar a este nivel organizacional el resultado del proyecto de software garantiza calidad y satisfacción al usuario.

Fuente:
Fundación Carlos Slim – Tecnologías de la Información para Servidor Público.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Armida de la Vara – Estampa de otoño

Por toda la casa se esparce un olor agridulce a membrillo, a orejones de calabacita y pera, a pasta de higo y a ejotes pasados por agua que,...

Lo más popular de la semana