Método deductivo de la Contabilidad

El método deductivo deriva aspectos particulares de las leyes, axiomas, teorías o normas; va de lo universal a lo particular.

El axioma es una verdad evidente por sí misma, por ejemplo cuando decimos: “el todo es mayor que las partes”, podemos apuntalar la investigación con axiomas que den veracidad a los juicios.

Una de las desventajas de este método o razonamiento es que si la ley, axioma, teoría o norma es falsa, las conclusiones derivadas de ella también pueden ser falsas.

En términos contables, la aplicación del método deductivo requiere:

1. La formulación de los objetivos generales o específicos de la presentación de informes financieros.

2. Una declaración de los postulados de contabilidad concernientes al medio económico, político y sociológico en que tiene que operar la contabilidad.

3. Un conjunto de lineamientos para guiar el proceso de razonamiento.

4. Una estructura, grupo de símbolos o marco en que las ideas puedan expresarse y resumirse.

5. El desarrollo de un juego de definiciones.

6. La formulación de principios o declaraciones generalizadas de política deducidos por el sistema de la lógica.

7. La aplicación de los principios a situaciones específicas y la institución de métodos y reglas de procedimiento. 

Desde este punto de vista, se puede decir que es necesario establecer un sistema de principios que satisfaga las necesidades de información en general, pero que también deje satisfecho al usuario particular; de ahí que la teoría contable debe ser lo suficientemente flexible para cubrir los diferentes requerimientos, pero al mismo tiempo tan rígida como para lograr cierta uniformidad y coherencia en los informes financieros destinados a los accionistas y al público en general. 

La NIF A – 1 destaca que la estructura de la NIF construye la primera fase en el establecimiento del soporte teórico, el cual presenta un marco integral de conceptos básicos estructurados en forma lógica y deductiva, que tiene como objetivo esencial dotar de sustento racional a las NIF. 

La contabilidad financiera es una actividad lógica y racional cuyo estudio se basa en el método deductivo, por lo que se invita al público en general, a que haciendo uso de este método y de todas las herramientas de la ciencia, así como del pensamiento, inteligencia y creatividad, descubran, entiendan o acepten las leyes universales de la contabilidad y, con ello, contribuyan a la generación, mantenimiento y desarrollo de la teoría contable, que tiende hacia la cientifización, lo cual atestiguan los cambios realizados, que buscan la convergencia a través de la emisión de las NIF por parte del Centro de Investigación y Desarrollo (CID) del Consejo Mexicano para la Investigación y Desarrollo de Normas de Información Financiera, AC (CINIF). 

No hay que confundir el criterio profesional o la aplicación del juicio profesional, basado en la teoría contable, con simples corazonadas o inclinaciones personales: el “yo creo que esto debe ser así”, “me late”, “yo pienso así y ése es mi criterio”, son ideas sin sustento teórico, que además de constituir un freno a la evolución de esta profesión, dan pie a que los usuarios piensen de los contadores que más que profesionales son charlatanes. 


Fuente:
‘Principios de Contabilidad’, Álvaro Javier Romero López, Ed. Mc Graw Hill, 4° edición, p. 55 – 57.

Comentarios