Copa América Venezuela 2007. Tres veces tercero

Hugo Sánchez y el Tri tomaron el avión rumbo a Venezuela directo desde Chicago, Illinois, sin pasar por México. El 21 de junio disputaron en el Soldier Field la final de la Copa Oro frente a EU y el 27 enfrentaron el primer duelo de la Copa América ante Brasil en Puerto Ordaz. Toda una travesía.

Hugo no sólo perdió la competencia de la Concacaf, 2-1, también a Carlos Salcido, Pavel Pardo y Ricardo Osorio, que pidieron descanso por lo ajetreada de su campaña en Europa. El primero jugaba en el PSV Eindhoven y los otros dos en el Stuttgart de Alemania. 

Una serie de roces con el propio Salcido, por meterlo en los últimos minutos en un juego de preparación, con Nery, por no meterlo en la semifinal ante Guadalupe y con Rafael Márquez, quien insinuó que el Tri estaba mejor bajo la dirección técnica de Ricardo La Volpe, dejaron ciertas dudas sobre el ambiente al interior del conjunto mexicano tras la Copa Oro y el título perdido ante los vecinos del norte, así como otras tantas en materia futbolística. 

Ante las bajas de tres de los jugadores "europeos" se integraron Israel Castro, Jaime Correa, Juan Carlos Cacho y Gonzalo Pineda. 

Nery Castillo ya había demostrado su talento en los escasos cinco duelos que llevaba con el Tricolor. Pero la tarde del 27 de junio en el Polideportivo Cachamay vio explotar su fútbol al máximo nivel. Dio un partido inolvidable y a los 21 minutos, tras un pase de Cacho, hizo un sombrerito a Maicon y con Alex Costa encima definió de volea. Un gol de antología, el cual puso a los verdes en el camino y, llenos de confianza, cinco minutos después Ramoncito Morales, en una calca de la anotación que dos años antes le marcó a Argentina, puso el 2-0 en un tiro libre de bella comba. Este inicio fue prometedor. 

Un par de días después, José de Jesús Corona, el tercer portero que no estaba registrado en el torneo, se lesionó un codo, a la baja del arquero le siguió la de Jared Borgetti quien no se pudo recuperar de un desgarre en el muslo derecho y, desde México, Luis Ángel Landín, del Pachuca, llegó para ocupar su lugar. 

De nueva cuenta, como en el duelo contra la verdeamarella, fue Nery el encargado de mostrar la senda a los verdes ante Ecuador del 1 de julio en el Monumental de Maturín. Castillo, a los 22', puso al frente a los verdes y Omar Bravo a los 80', hizo el segundo tanto, por parte de los sudamericanos Edison Méndez marcó a los 85' para el definitivo 2-1. 

Para cerrar su participación en el Grupo B, el Tri empató sin goles ante Chile el 1 de julio en el Olímpico Luis Ramos en Puerto La Cruz con una base de futbolistas diferente de la que enfrentó los dos anteriores encuentros. México terminó con siete puntos como líder de su sector y en los cuartos de final su rival fue Paraguay. 

No cabía duda de que aquella Copa era la de Nery Castillo y firmó dos tantos más en la goleada de 6-0 ante los guaraníes el 8 de julio en el Monumental de Maturín. Nery, como en las dos victorias anteriores, anotó primero, a los 5 minutos, y repitió, a los 39'. Gerardo Torrado, a los 27', Fernando Arce, a los 79', Cuauhtémoc Blanco, a los 87' y Omar Bravo, a los 90', completaron el marcador más holgado a favor del Tri en la historia del evento. 

Justo en esos días, se dio una noticia bomba en el seno del equipo: Andrés Guardado, mediocampista de Atlas, fue fichado por el Deportivo La Coruña por 7 millones de dólares. Fue un envión de energía, pero insuficiente para enfrentar a la todopoderosa Argentina. 

El 11 de julio en el Polideportivo Cachamay, los albicelestes destrozaron a los hombres de Hugo Sánchez al son de 3-0. Aquel era un equipo potente y el juego fue parejo hasta los 15 minutos, cuando Gabriel Heinze anotó en el límite del primer tiempo. Fue un golpe de efecto, anímico, del que no se recuperaron los verdes. Lionel Messi, a los 61', y Juan Román Riquelme, a los 66', completaron la cuenta. 

En el duelo por el tercer sitio, el conjunto mexicano no tuvo dificultad en imponerse a Uruguay 3-1, el 11 de julio en el Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela. Anotaron para la victoria Cuauhtémoc Blanco a los 38', Omar Bravo a los 66' y Andrés Guardado a los 76'. El único tanto del rival fue obra de Sebastián Loco Abreu s los 22'. 

México consiguió así su tercer sitio número tres en su historia en la Copa América y Nery Castillo, la figura del cuadro en esa oportunidad, unos días después fue fichado por el Shakhtar Donestk, de Ucrania, por 20 millones de euros. Y desde entonces por la baja de nivel que presentó años después, vivió añorando aquellos días del 2007 en Venezuela donde alcanzó su mejor momento futbolístico.

Fuente:
Caras Sports, ‘Copa América Argentina 2011’, Ed. Televisa, p. 38 – 39

Comentarios