Ventajas basadas en la ubicación y basadas en el sistema






Las ventajas basadas en la nación o la ubicación pueden derivarse bien de la sede central o de otras naciones donde la empresa ubique determinadas actividades. También puede buscar fuera ventajas basadas en la ubicación al realizar determinadas actividades en otras naciones para reforzar las ventajas que tiene en la central o para contrarrestar las desventajas que pueda tener también en el central.


La competencia mundial no empezará hasta que algunas firmas adquieran una ventaja “en casa” que les permita penetrar algunos mercados extranjeros.

La elección de una estrategia mundial.
El mejor modelo depende de las características propias de  cada sector en particular. La mayoría de las estrategias mundiales entrañan una combinación integrada de comercio e inversión extranjera directa. La inversión extranjera es reflejo de la dispersión de las actividades de producción y comercialización.

El centrarse a escala mundial es la única estrategia internacional factible porque las ventajas de la mundialización existen solamente en segmentos específicos (por ejemplo, hoteles de alto precio para hombres de negocios). Centrarse mundialmente puede ser el primer paso hacia una estrategia mundial de plano general.

Las empresas pequeñas y medianas tienden a emplear estrategias basadas en la exportación y sólo hacen inversiones extranjeras directas.
           
El proceso de mundialización de los sectores.
Los sectores se mundializan debido a cambios de tecnologías, de las necesidades de los compradores, de las políticas gubernamentales o de las infraestructuras del país crean sustancias diferentes en la posición competitiva entre las empresas de diferentes naciones o hacen más significativas las ventajas de una estrategia global. Una maniobra de innovación estratégica libera a veces el potencial de mundialización.

Los nacientes líderes mundiales de un sector empiezan siempre con alguna ventaja creada en su país de origen. La ventaja basada en el país de origen debe de convertirse entonces en la palanca con que abrir la puerta de acceso a los mercados extranjeros.
           
Las maniobras tempranas en la competencia mundial.
Las maniobras tempranas para dar respuesta a cada cambio estructural son tan importantes en la competencia mundial como lo son en la competencia doméstica.

Los beneficios de estas maniobras tempranas se ven incrementados por la competencia a escala mundial. Aquellos que las emprenden antes de los demás recogen los beneficios adicionales de ser los primeros en establecer una red de cobertura mundial. Esto, a su vez, puede conducir a un mayor prestigio, economías de escala y ventajas en el aprendizaje.

Los líderes internacionales establecidos pierden su posición si se quedan parados mientras que el cambio estructural del sector brinda la oportunidad de que nuevas empresas den el salto a una nueva generación de tecnologías de procesos o productos.

Las alianzas y la estrategia mundial.
Las alianzas estratégicas, que también suelen denominarse coaliciones, son una herramienta eficacísima a la hora de poner en práctica las estrategias mundiales. Estas alianzas con acuerdos a largo plazo entran las empresas que van más allá de las transacciones normales del mercado, pero que no llegan a la profundidad y firmeza de las fusiones.

Las alianzas internacionales entre empresas pertenecientes al mismo sector y que están ubicadas en diferentes países son uno de los medios de competir a escala mundial. Las compañías forman estas alianzas para obtener beneficios. Uno es las economías de escala o de aprendizaje que pueden conseguir uniéndose las fuerzas en la comercialización, producción de componentes o montaje de determinados modelos. 


Fuente: Michael Porter-La ventaja competitiva de las naciones.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración