Cómo cuidar tus pies si padeces diabetes

Lava tus pies diario: Todos los días lava tus pies con agua tibia y jabón. 

Siempre utiliza chanclas al bañarte: Principalmente si es un baño compartido, así previenes la presencia de hongos en los pies. 

Sécalos muy bien con un paño suave y sin frotarlos: Pon especial atención entre los dedos, pues es ahí donde se acumula humedad que favorece el desarrollo de hongos y lesiones. 

Úntales crema: Usa crema sin alcohol para evitar la resequedad de la piel, pero no la pongas entre los dedos. 

Usa talco para tu tipo de pie: Si te sudan mucho los pies, sécalos muy bien y ponles algo de talco especial. 

Utiliza calcetines sin costuras: Hay calcetines especiales para personas con diabetes. Desecha los que estén rotos o remendados pues te pueden lastimar. 

No camines descalzo: Podrías lesionarte con algún objeto. 

Acude al podólogo: Asegúrate de que se especialice en pie diabético ya que el cuidado de las uñas es muy importante; un mal corte podría ocasionarte problemas, como uñas “enterradas” o “encarnadas”. 

No intentes removerte los callos tú mismo: Y sobre todo evita el uso de instrumentos cortantes o de químicos para remover callosidades, estos pueden producir lesiones. 

Revisa tus pies diariamente: Observa con detenimiento la planta de tus pies y el resto de tu pie todos los días para verificar que no tengas ninguna herida.

Fuente:
Revista del Consumidor #549 Noviembre 2022, p. 67.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Ajbar an – Nissa