Bienvenida. Alberto del Río, el orgullo de México

¡Hola, que tal!, les doy la bienvenida a este su espacio, en el que se abordarán muchos temas de interés general, aunque la mayor parte van a ser tópicos de lucha libre, deportes, política, economía, actividad paranormal, etc; pero aún así, la diversidad de temas va a ser una garantía. Esperando que esto sea de su agrado y se mantenga por muchos años, demos paso al 1° blog de esta página.

Por estas fechas, y aprovechando mi fanatismo por la lucha libre, y aunque no soy devoto del pancracio de la empresa WWE (es decir, me gusta más las acciones de empresas como AAA, IWRG, Ring of Honor, pero eso se discutirá luego), debo admitir que por su presencia mediática es la empresa de lucha libre más vista del mundo, y da gusto que en uno de los eventos estelares de esta compañía, que es el Royal Rumble, un mexicano hecho y formado en México haya sido el ganador de este certamen en su edición 2011, el cual tuvo lugar el pasado domingo 30 de Enero en la Arena TD ubicada en Boston, Massachussets. Por supuesto, el individuo a quién me refiero es nada más ni nada menos que Alberto del Río.

Alberto del Río, la esencia de la excelencia, la luz del sol, el Hércules potosino, el heredero de una gran dinastía luchística, sin lugar a dudas es y ha sido desde el inicio de su carrera, el orgullo de San Luís Potosí y de todo México.

Alberto Rodríguez (su verdadero nombre) es hijo de una de las máximas leyendas de la lucha libre mexicana, quien es Dos Caras, y es sobrino de otros colosos del pancracio como son Mil Máscaras y Psicodélico. Nacido el 25 de Mayo de 1977, y graduado en Arquitectura por la Universidad Autónoma de San Luís Potosí, Del Río entrenó lucha grecorromana, obteniendo buenos resultados en diversas competencias, destacando medallas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, así como en los Juegos Panamericanos. Siendo carta fuerte para los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, no pudo representarnos ya que nuestros caciques del deporte (en ese entonces no había alternancia política en la presidencia de la República) tuvieron la grandiosísima idea de no enviar al equipo de lucha a las Olimpiadas, perdiendo en este caso una posible medalla.

Después de esto, él debutó en Japón el 11 de Agosto del 2000, en el poblado de Shimonoseki, haciendo equipo con su padre Dos Caras, y midiéndose contra El Azteca y Chaiba, y este combate fue promovido por la empresa Kageki Pro Wrestling. Estuvo un buen tiempo en el país del lejano oriente, dónde no solo luchó, sino que también fue el primer enmascarado en participar en combates de artes marciales mixtas, obteniendo buenos resultados.

En México nadie lo conocía, por lo que debuto el 9 de Mayo del 2000 en la mejor empresa de lucha libre de México y el orbe, en la AAA (Asistencia, Asesoría y Administración), dónde defendió a su padre del ataque de la facción de los 'Consagrados'. El debut en el ring se dio en un magno evento de la AAA, en el Verano de Escándalo celebrado el 16 de Septiembre de 2000 en el Centro de Convenciones de Ciudad Madero, Tamaulipas, en un combate dónde al lado de Sangre Chicana, Alebrije y La Parka Jr. vencieron a los 'Consagrados' (Texano, Pirata Morgan, Espectro Jr., Cobarde II).

Dos Caras Jr. siguió cosechando éxitos tanto en Japón como en la empresa tres veces estelar de México, hasta que en el 2005 arriba al CMLL (Consejo Mundial de Lucha Libre), dónde mostró su calidad obteniendo en diversas ocasiones el Campeonato Mundial de Peso Completo del CMLL y de otras asociaciones afines. Si bien demostró ser uno de los mejores elementos de la empresa de la Colonia Doctores, la verdad se encontraba sin dirección, ya que como es mala costumbre de esta compañía, no culminan las rivalidades, no les dan seguimiento, y eso hace que muchos de sus integrantes se estanquen, situación en la que se encontraba Dos Caras Jr., por lo que decide darle un giro a su carrera al volverse rudo.

Como luchador rudo, los bonos de Dos Caras Jr. subieron, su popularidad aumentó, y en su choque constante con Shocker (el que se dice 1000 % guapo), se volvió en el máximo estandarte de la afición ruda del CMLL, por lo que las ofertas de otras empresas no se hicieron esperar, saliendo de esta una buena propuesta por parte de World Wrestling Entertainment (WWE), la cual acepta dadas las pocas prospectivas de superación laboral y económica que tendría de haber seguido en el CMLL. Todo esto aconteció a mediados del 2008 culminando en Junio del 2009.

Su arribo a la WWE sería previo paso por la FCW (Florida Championship Wrestling) donde debuto con el nombre de Dos perdiendo ante Kris Logan. Al inicio de sus pasos por esta empresa lucho junto con su primo El Sicodélico Jr., hasta que este último fue despedido, por lo que empezó a lucha sin máscara con el nombre de Alberto Banderas.

Su ascenso a WWE se dio durante la gira europea de RAW en Abril de 2010, donde con el nombre de Dos Caras comenzó a mostrar su faceta de rudo, la cual cambio momentáneamente durante la gira de RAW a México, dónde se portó como técnico.

Su ingreso definitivo a las ligas mayores de la WWE se da después de dos meses de campaña publicitaria donde se presentaba como Alberto del Río, la esencia de la excelencia, el valiente, el iluminado, el virtuoso, etc. Después de esa campaña, el 20 de Agosto de 2010 se presenta como rudo enfrentando a Rey Mysterio, quién es para Del Río un ejemplo de lo que no es el mexicano y que desafortunadamente todos en el extranjero lo toman como tal. Manteniendo una rivalidad interesante con el chicano chihuahueño de Rey Mysterio, Alberto del Río escala posiciones hasta convertirse en muy poco tiempo en una de las grandes figuras del róster de Smack Down.

Muchos triunfos e interesantes actuaciones realizadas por el único luchador de WWE que presenta coche distinto en cada función, y que cuenta con su propio anunciador personal, fueron subiendo paulatinamente los bonos de Alberto del Río, hasta que el destino le da justa recompensa al hacerlo ganar en el Royal Rumble edición 2011, convirtiéndose en el 1° mexicano en ganar dicho certamen (Rey Mysterio es chicano, no mexicano).

Por esto y más, sostengo que Alberto del Río es uno de los grandes orgullos mexicanos, y si bien sólo ha ganado una máscara, los campeonatos en México, Japón y el resto del mundo, sus triunfos en las MMA's, y el respeto que le tienen en la comunidad luchística y artemarcialista, hacen que Alberto del Río sea uno de los mejores deportistas mexicanos de la Historia.

Espero que les haya gustado este tema de blog, y espérense más temas en este su blog.

¡Que la fuerza y el universo conspiren a su favor!





Fuente: 

Comentarios