A chupar que el mundo se va a acabar






Si usted disfruta al máximo del maratón Guadalupe – Reyes y se toma una copa – o muchas – en ese periodo, quizá le interesen las siguientes cifras:

El alcohol y la salud.
·         Siete a la semana es el número máximo de copas que se pueden tomar para no calificar como alcohólico moderado, según indica el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo de los Estados Unidos.
·         Según la Encuesta Nacional de Adicciones 2011 el consumo de alcohol se considera alto, cuando, es una misma ocasión, una mujer ha ingerido cuatro o más copas, o cinco en el caso de los hombres. El consumo de este volumen o mayor – al menos una vez por semana – se considera consuetudinario.
·         A su vez, se considera posibles dependientes a los bebedores que durante el año anterior experimentaron tres o más síntomas de dependencias – como ponerse violentos o tensos al beber, o abandonar actividades como escuela o trabajo a causa de la bebida.
·         El grado de alcohol en la sangre en los consumidores que beben licor sin mezcladores azucarados es 67 % mayor 30 minutos después de la ingesta, comparado con aquellos que lo tomaron con refresco o jugo. La ausencia de azúcar acelera la absorción del alcohol, según el investigador australiano Christopher Rayner.
·         Los estadounidenses dicen tomar un promedio de 277 bebidas por año; en realidad, las estadísticas arrojan un total de 819 copas anuales por persona.
·         El 76% de las personas que padecen acné experimentan un mayor brote cuando beben; 72 % “asegura” que el vino tinto le dispara los problemas en la piel. El 49 % “cree” que el vino blanco es el principal culpable. En realidad, cualquier bebida alcohólica puede afectar la piel.
·         Beber alcohol con moderación puede disminuir de 40 % a 60 % el riesgo de sufrir un ataque cardiaco o cerebrovascular. El alcohol incrementa el colesterol “bueno” y promueve la sensibilidad a la insulina y a la coagulación de la sangre – cambios que ayudan a prevenir los bloqueos que disparan los paros cardiacos y los accidentes cerebrovasculares –

Sólo para chicas.
·         67 % de las mujeres entre 18 y 49 años toman alcohol con regularidad.
·         La probabilidad de ganar peso es 30 % menor en las bebedoras moderadas comparado con las que se abstienen, de acuerdo con un estudio publicado en Archives of Internal Medicine, que siguió a 19 mil mujeres durante 13 años.
·         Además de disminuir la ansiedad de comer, el alcohol incrementa el pulso del corazón en las mujeres, lo que ayuda a quemar calorías, explica Eric Rimm, profesor de Epidemiología y Nutrición en la Escuela de Salud Pública de Harvard.
·         El 16.8 % de las mujeres mexicanas consume bebidas alcohólicas durante el embarazo, según estudios de la División de Investigaciones Epidemiológicas y Sociales, del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, de la Secretaría de Salud.

En México.
·         Un 13 % de la población mexicana presenta síndrome de dependencia al alcohol; 95 % de éste son hombres.
·         El 49 % de los mexicanos empieza a consumir alcohol desde los 17 años o menos.
·         En la Ciudad de México, 700 000 menores de edad suelen consumir bebidas alcohólicas regularmente.

Los Estados más bebedores.
Según la Encuesta nacional de adicciones 2011, los estados con mayor índice de dependencia del alcohol son: Tamaulipas, Baja California Sur, Michoacán, Puebla, Nayarit, Durango, Aguascalientes, San Luís Potosí, Zacatecas, Morelos, Querétaro, Hidalgo, Guerrero, Quintana Roo, Campeche, Oaxaca, Veracruz, Tabasco y Ciudad de México.


Fuente: Revista Algarabía No.123.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Toluca. Plaza Gonzalez Arratia

El detalle con la ciudad de Toluca es que ha tenido diversas modificaciones que no permiten consolidar muchos de sus atractivos, ya que en ...

Lo más popular de la semana