EVP: Voces del Más Allá






Los muertos han intentado comunicarse con nosotros a través de personas que llamamos médium. Pero quienes no poseemos ese don, podemos contactar a nuestros difuntos usando una simple radiograbadora. Este contacto se llama psicofonía o EVP – por sus siglas en inglés: Electric Voice Phenomena –.


En 1961, el científico sueco Friederich Jürgenson (1903 – 1987) grababa los trinos de los pájaros de un bosque y, al reproducir la cinta, descubrió horrorizado las voces de su padre y de su esposa, ambos muertos. Años después, el psicólogo letonio Konstantin Raudive (1909 – 1974), compañero de Jürgenson en la Universidad de Uppsala, logró grabar más de cien mil cintas – no aptas para cardiacos – con voces de “ellos, los descarnados”, entre quienes se contaban Churchill, Hitler y Mussolini.

Instructivo.
“Si usted tiene el valor de experimentar con el EVP, haga lo siguiente: encienda una radiograbadora, localice un punto sin señal – en inglés, white noise –, eche a andar la grabadora con un casette, y diríjase a la persona muerta que desee contactar; siga grabando durante unos ocho minutos, y después escúchela. Quizá no tenga éxito a la primera, pero con perseverancia – y un oído agudo –, es muy probable que logre alguna comunicación sorpresiva… con el más allá”.



Fuente: Revista Algarabía Extra “Lo insólito y lo sobrenatural” Año 2 #3, p.18.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad