Diferencias sociales y movimientos de protesta en el Porfiriato

En el último tercio del siglo anterior y durante la primera década de éste, México, luego de interminables luchas por el poder, se encontraba en una situación desequilibrada en varios terrenos.

Por una parte, en el país se desarrollaba una gran actividad minera, ferrocarrilera, petrolera e industrial; pero por otra, gran cantidad de campesinos se convirtieron en obreros que esperaban mejorar su nivel de vida, pero no lograban salir de su miseria.

Los dueños de empresas eran en su mayoría inversionistas extranjeros que se enriquecían cada día más, en tanto sus trabajadores sufrían injustas condiciones de trabajo y malos tratos.

Antes de 1910 hubo varias manifestaciones de descontento en diversas regiones de la República, en realidad no se trataba de acciones verdaderamente revolucionarias, sino de rebeliones aisladas que intentaban señalar que los límites de lo soportable habían llegado.

La cultura y la educación porfiristas.
Cuando Díaz llegó al poder, permitió cierta libertad a la prensa, mas a medida que aumentaba la duración de la dictadura, se hacía necesario silenciar las críticas y el gobierno logró controlar los periódicos que, gracias a la ayuda económica que recibían, se convirtieron en parte del aparato de propaganda del Estado.

No obstante, hubo periodistas que no se sujetaron a las reglas del gobierno y realizaron una obra muy importante de orientación ciudadana. Entre ellos destaca Ricardo Flores Magón, quien fue uno de los más importantes preparadores de la mentalidad del cambio.

Sus actividades políticas iniciaron en 1892, cuando era estudiante. En 1893 participó en la fundación del Partido Liberal Mexicano que canalizó y ordenó las ideas de cambio y las acciones consecuentes. Hacia 1900 fundó con sus hermanos el periódico ‘Regeneración’, que sirvió para expresar su pensamiento revolucionario.

El pensamiento magonista también pido conocerse mediante otras publicaciones entre las que destacan ‘El demócrata’ y ‘El Hijo del Ahuizote’. Debido a los contenidos contra la dictadura, se prohibió la circulación de estas publicaciones y los Flores Magón tuvieron que emigrar a los Estados Unidos desde donde continuaron con su trabajo periodístico. Su pensamiento tuvo repercusiones en los movimientos de los trabajadores de Cananea, Río Blanco, Chihuahua y Veracruz, y el programa elaborado por su partido se reflejó en los artículos de la Constitución de 1917.

En cuanto a la economía y la educación, Díaz dejó su control en manos de “Los Científicos”. Este grupo fue formado en 1892 por hombres de negocios e intelectuales destacados que, bajo la dirección del secretario de Hacienda, Limantour, alcanzaron gran prestigio en el ambiente político y económico de la nación. Se les llamaba “Los científicos” porque, según ellos, se guiaban por la ciencia en sus procedimientos para “solucionar” los problemas del país.

La vida cotidiana era dura y triste para la clase trabajadora, pero alegre y cómoda para los hacendados y empresarios, quienes se dedicaron a imitar las modas y la cultura francesa.


Fuente: Supertareas 4, Fernández Editores.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Trabalenguas de Oficios

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Administración