Transformación de Jesús. Disposiciones para el cometido final

Después de la intensa labor de prédica del evangelio y la palabra de Dios, Jesús ya no acude a la gente, ella es la que va hasta donde él, pasa gran parte de su tiempo en su centro de actividades enseñando a la multitud e instruyendo a los doce discípulos.

El trabajo del reino se prepara para entrar en su fase final bajo la dirección personal de Jesús. Este periodo se distingue por la profundidad espiritual y ya son escasos los que siguen al Maestro con propósitos materialistas y sólo ellos no logran captar la verdad de que el reino del cielo es la fraternidad espiritual de los humanos, basada en la acción infinita de la paternidad universal de Dios.


Fuente:
Los Grandes. Jesús, Editorial Tomo, p. 150 – 151.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad