Eurocopa España 1964. ‘Chus’ se vistió de héroe

El Generalísimo Francisco Franco contempló desde la tribuna principal del Estadio Santiago Bernabéu la coronación de la selección de España, en la segunda edición de la Copa Europea de Naciones, luego de destronar por 2-1 al Campeón defensor, la Unión Soviética, gracias a la actuación del nuevo héroe ibérico: Jesús 'Chus' Pereda.

Sin embargo, la gloría conseguida en Chamartín estuvo en peligro, cuando se dio a conocer que la sede para la fase final sería España y que uno de los clasificados era la URSS. La presencia de los soviéticos encendió los ánimos de Franco, quien cuatro años antes ordenó el abandono del certamen, luego de conocer que sus rivales en la fase previa serían los comunistas.

Afortunadamente, el Ministro Secretario General del Movimiento, José Solís Ruiz, persuadió al Jefe de Estado, para que éste permitiera el ingreso del combinado soviético, con su bandera y las notas de su himno nacional.

Con el permiso del dictador arrancaron los cotejos de Semifinal, en los cuales España dio cuenta de Hungría por 2-1, en un partido agotador de 120 minutos; mientras que la URSS, que pisó una cancha hispana luego de 25 años, hizo lo propio, 3-0, frente a una débil Dinamarca.

El día de la Final, 100 mil espectadores abarrotaron las gradas del Bernabéu, entre ellos Franco, quien además de presenciar el partido, tuvo que escuchar el himno de la Unión Soviética y ver cómo ondeaba la bandera del martillo y la hoz en el inmueble.

Con una latente amenaza de lluvia, que al poco rato se derramó, arrancó el último duelo con una España vestida de azul, mientras que los Campeones de 1960 vistieron su tradicional rojiblanco. La Furia Roja se adelantó al minuto 6, cuando Luis Suárez envió un centro al área, conectado por Pereda, quien con un fuerte zapatazo venció a Lev Yashin.

Sin embargo, dos minutos después Galimzjan Kushainov emparejó los cartones. Posteriormente, el juego se desarrolló en media cancha y empezó a merodear la posibilidad de la prórroga. Pero 'Chus' no lo permitió: seis minutos antes del último silbatazo, tomó el balón, se quitó a un defensa con un 'rabo de vaca', metió un centro, y la testa de Marcelino le dio el primer campeonato europeo, y de alta jerarquía, a España.

De esta manera, Pereda se convirtió en el nuevo héroe nacional; sin embargo, el NO-DO (sistema de Noticias y Documentales del franquismo) no grabó el momento del centro y reemplazó la imagen con una jugada previa de Amancio, a quien la historia, hasta 2008, acreditó como el asistente. Fue hasta el siglo XXI que se le hizo justicia a 'Chus', ya que la Televisión Española exhibió la transmisión original y le dio el crédito del campeonato al ya fallecido jugador.

La figura. Jesús Pereda.

Quizá su nombre no era tan famoso como el de Luis Suárez antes y durante el torneo; sin embargo, sus botines lo convirtieron en el hombre clave de la primera Eurocopa de la Furia Roja. Su primer gol lo convirtió ante Hungría; posteriormente, saltó a la cancha del Santiago Bernabéu para dar el mejor partido de su vida, ante los ojos del general Franco.

Durante la Final, Pereda abrió el marcador y, minutos antes de culminar el encuentro, metió el centro que culminó tras las redes soviéticas, por conducto de Marcelino.

Durante la eliminatoria, su inclusión en lugar de Luis del Sol generó críticas, pero al final su actuación lo convirtió en el héroe del 64.

Fuente:
Por Jorge Santamaría en Récord, ‘Especial Eurocopa 2012’, Ed. Notmusa, p.86 – 87.

 

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad