Batallas de Yarmuk y Poitiers

Yarmuk (636).

Esta contienda decidió la suerte en la guerra contra el Imperio Bizantino por la conquista de Siria. Con Jalid ibn al-Walid al mando de las tropas musulmanas, Fueron seis días de cruenta batalla con tormentas de arena y escasez de agua en torno al río Yarmuk, circunstancia que favoreció la resistencia islámica. Allí, Jalid diseñó uno de los movimientos envolventes de caballería más célebres de la Historia, pese a la notable superioridad del ejército bizantino, que extendió su línea de forma excesiva para aprovechar su superioridad numérica, sacrificando así la cohesión de las líneas.

Poitiers (732).

Es considerada por la historiografía como una de las batallas clave de la Historia por haber frenado el avance islámico en Europa. Se desarrolló en el mes de octubre y enfrentó a las huestes musulmanas y el ejército franco de Carlos Martel. Éste contaba con la ventaja del terreno y las prisas del contingente musulmán, no acostumbrado a luchar en semejantes condiciones climáticas. Además, el ejército franco estaba formado casi en su totalidad por infantería, la cual logró frenar las sucesivas cargas de la caballería musulmana asumiendo una posición defensiva a la postre exitosa.

Fuente: 
Por Roberto Piorno en Muy Interesante Historia, ‘El Islam. Los misterios de una religión’, Ed. Televisa, p. 36.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Economía