Aprendizaje Diferenciado

Aprender es un proceso continuo, consciente e inconsciente que se realiza a lo largo de toda la vida. Cada dato, situación, rostro o hecho se instala en la memoria de largo plazo en una red neuronal. Si además tiene una carga emocional, se interconecta con múltiples significados asociados convirtiéndose en aprendizaje significativo.

Hemisferios cerebrales.

El cerebro se compone de dos hemisferios y aunque están comunicados entre sí, cada uno responde y se enfoca en distintas actividades para procesar la información. 

El hemisferio izquierdo es lógico, crítico, analítico, secuencial, planificador y realista. El hemisferio derecho es intuitivo, expresivo, musical, empático, imaginativo y espiritual. 

Para que el proceso de aprendizaje se realice, los hemisferios trabajan en conjunto procesando la información que logran percibir a través de tres canales: 

  • Visual: Estas personas requieren ver imágenes atractivas y que se les hable con palabras fáciles de entender.
  • Auditivo: Utilizan el diálogo. La mejor forma de capturar su atención es a través de cuentos, anécdotas, debate, discusiones o sesiones de preguntas y respuestas para facilitar su aprendizaje.
  • Kinestésico: Necesitan actividad física y practicar lo que están aprendiendo. Una buena forma de facilitar su aprendizaje es a través de roles, juegos, modelos, gráficas o representaciones. 

Independientemente del canal de percepción, la información se obtiene a través de cuatro vías: 

·         Experiencia directa.

·         Observación.

·         Conceptualización.

·         Experimentación. 

Aprendizaje.

Es por ello que el aprendizaje ocurre de manera diferente en cada persona, y está determinado por diversos factores como: 

·         Contexto.

·         Motivación.

·         Bagaje cultural.

·         Edad. 

Diagrama en proceso.

Para lograr un aprendizaje activo, pon en práctica el conocimiento que quieres adquirir, reflexiona sobre la experiencia que tuviste al hacerlo, crea ideas y posibilidades derivadas de reflexionar sobre tu experiencia, elige la idea que ha de guiar el próximo curso de acción, finalmente ponlo en práctica. 

Niveles de aprendizaje.

El aprendizaje se puede desarrollar a nivel de: 

  • Intelecto: Es el conocimiento de datos, fechas y hechos.
  • Interés: Que incorpora la motivación y el gusto por lo que se aprende.
  • Experiencia: Que implica la conmoción y el movimiento para reforzar el mensaje. La persona vive la experiencia con todo su cuerpo y esta carga emocional logra que el aprendizaje se vuelva profundo. Este es el nivel que debes de alcanzar con tus usuarios, por ello, planifica tus contenidos, herramientas digitales, métodos de evaluación y vías de retroalimentación, para que tu usuario desarrolle un aprendizaje autogestivo que mejore su calidad de vida.

Fuente:
Fundación Carlos Slim – Curso Facilitador de Aprendizaje Digital.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Juan José Arreola – El elefante

Viene desde el fondo de las edades y es el último modelo terrestre de maquinaria pesada, envuelto en su funda de lona. Parece colosal porque...

Lo más popular de la semana