Tipos de evaluación

Una evaluación puede realizarse en tres momentos del aprendizaje: antes, durante y después. Cada uno te brinda información importante para lograr los objetivos de aprendizaje de mejor manera.

Evaluación diagnóstica.

Se realiza antes de iniciar un tema, unidad o curso. Sirve para conocer cuáles son los conocimientos, habilidades y actitudes que tiene el participante antes de comenzar un nuevo aprendizaje. Esto ayuda al facilitador a elegir las herramientas didácticas más adecuadas, de acuerdo con el nivel de conocimiento que posea el grupo y a adecuar los objetivos del aprendizaje para optimizar el tiempo. 

Evaluación formativa.

Se aplica a lo largo del proceso de enseñanza – aprendizaje, en ella el facilitador puede verificar el avance que los participantes han alcanzado en un determinado punto del curso. Cuando el facilitador aplica este tipo de evaluación puede encontrar cuáles son los problemas que tienen los participantes con algún tema, si los objetivos de aprendizaje se han logrado, si el grupo está motivado, y su propio desempeño. Con ello puede implementar técnicas que mejoren el desempeño general. 

Evaluación sumativa.

Se aplica al finalizar un tema, una unidad o un curso. Su finalidad es verificar que los objetivos de aprendizaje se hayan logrado, y que el alumno demuestre que adquirió los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para completar el curso.

Fuente:
Fundación Carlos Slim – Evaluador de Aprendizaje Digital.

 

Comentarios