Art Buchwald – Golpe al progreso de los platillos voladores

Había gran agitación en Venus la semana pasada: los hombres de ciencia habían conseguido hacer aterrizar en la Tierra un satélite que estaba enviando señales y fotografías. El vehículo se posó en un lugar llamado Manhattan (nombrado así en honor del astrónomo venusino que lo descubrió hace 200,000 años luz). Gracias a las buenas condiciones climáticas, los científicos pudieron obtener valiosas informaciones sobre la posibilidad de hacer llegar a la Tierra platillos voladores tripulados. En el Instituto Tecnológico Venusino se celebró una asamblea.

—Hemos llegado —anunció el profesor Zog— a la conclusión de que en la Tierra no hay vida.

—¿Cómo lo sabe usted? —preguntó un reportero de "La Estrella Vespertina".

—Por una parte,' la superficie de la Tierra, en la región de Manhattan, es de cemento sólido; nada se podría cultivar allí. Por otra parte, la atmósfera está llena de monóxido de carbono y otros gases mortíferos; quien respire ese aire no podrá sobrevivir.

—¿Qué significa eso en relación con nuestro programa de platillos voladores?

—Tendremos que llevar nuestro propio oxígeno, lo cual significa que el platillo volador tendrá que ser más grande de como lo habíamos proyectado.

—¿Hay algún otro peligro?

—En esa foto se ve algo como un río, pero las observaciones que envía el satélite indican que el agua no es potable. Tendremos que llevar también nuestra propia agua potable.

—Profesor, ¿qué son todos esos puntitos negros que se ven en la foto?

—No estamos seguros. Parecen ser partículas de metal que se mueven por determinados caminos. Sueltan gases y hacen ruido, y casi siempre están chocando unas con otras. Abundan tanto, que el platillo no podría aterrizar sin ser atropellado por alguna de ellas.

—Si todo lo que dice es cierto, ¿no se retrasará en varios años el programa de los platillos voladores?

—Sí, pero lo reanudaremos tan pronto como recibamos más fondos oficiales.

—Profesor Zog, ¿por qué los venusinos estamos gastando tantos millones de zolochos en llevar un platillo tripulado a la Tierra?

—Porque si los venusinos logramos respirar en la atmósfera terrestre, entonces podremos vivir en cualquier parte.

Fuente:
Español. Lecturas. 6° Grado, Ed. Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, p. 17 – 18.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Antonio Médiz Bolio – La ceiba

El árbol bonito y alegre de la ceiba tiene el tronco liso y ancho y ramas largas y rectas, como un techo. De ahí cuelgan sus nidos los yuyum...

Lo más popular de la semana