El posicionamiento dentro de los sectores






El posicionamiento comprende el enfoque general de la empresa en lo que atañe a su forma de competir, comprende la totalidad del enfoque de una empresa respecto a su forma de competir y no solamente sus productos o su grupo objetivo de clientes.

A la larga, las empresas alcanzan el éxito con relación a sus competidores, si cuenta con una ventaja competitiva sostenible. Hay dos tipos fundamentales de ventaja competitiva: coste inferior y diferenciación. El coste inferior viene dado por la capacidad de una empresa para diseñar, fabricar y comercializa un producto comparable más eficientemente que sus competidores, el coste inferior se traduce en rendimientos superiores.
           
La diferenciación es la capacidad de brindar al comprador un valor superior y singular en términos de calidad, características especiales y servicios posventa del producto del producto.  

La diferenciación permite que una empresa pueda obtener un precio superior, lo que a su vez genera una rentabilidad igualmente superior, dando por sentado que los costes sean comparables a los de sus competidores. La empresa que trabaja con clara diferenciación consigue unos ingresos por unidad de producto, superiores a los de sus competidores. Así pues, la ventaja competitiva está directamente vinculada a la sustentación de la renta nacional.

Cualquier estrategia de éxito debe prestar mucha atención a ambos tipos de ventaja. Un fabricante que disfrute de costes inferiores debe ofrecer una calidad y servicio aceptables para evitar que sus ventajas en costes se vean anulada por la inevitable necesidad de hacer descuentos en los precios.

Una de las razones de que el ámbito competitivo sea importante se debe a que los sectores están segmentados. Prácticamente en todos los sectores hay diferentes variedades de productos, múltiples canales de distribución y varios tipos diferentes de clientes. Los segmentos son importantes porque frecuentemente tienen necesidades diferentes.

El ámbito competitivo también es importante por que las empresas pueden conseguir a veces ventaja competitiva de la amplitud o de explotar las interrelaciones al competir en sectores afines. La elección más básicas es entre el ámbito amplio al centrarse en un segmento determinado.

El tipo de ventaja y el ámbito de ella puedan combinarse en la noción de estrategias genéricas o de diferente enfoque para una actuación superior de un sector. Razón fundamental del concepto de estrategias genéricas es que la ventaja competitiva está en el centro de cualquier estrategia y que alcanzar la ventaja requiere que una empresa ejerza unas u otras opciones. Si una empresa ha de conseguir ventaja, debe elegir el tipo de ventaja competitiva que pretende alcanzar y un ámbito dentro del que poder alcanzarla.

El peor error estratégico es plantearse en el medio o tratar de seguir simultáneamente todas las estrategias. Seguir todas las estrategias simultáneamente tiene como resultado ineludible la imposibilidad de alcanzar cualquiera de ella debido a sus contradicciones inherentes.



Fuente: Michael Porter-La ventaja competitiva de las naciones.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad