Inicio de una empresa










·         Es necesario estar plenamente convencido de la idea que se tuvo en principio, pues para hacer o lograr algo, primero debe soñarse, desearse.
·         El proyecto debe ser desarrollado de manera clara, concisa y entendible para cualquiera.
·         Tener muy claro que todo proyecto requiere de apoyo financiero para llevarlo a cabo; hay que considerar el capital.

·         Todo proyecto debe sustentarse en un plan de negocios, que no es otra cosa que la forma en que una empresa comercializa sus productos o servicios para obtener ventas.
·         Conocer en gran medida a los consumidores o usuario a los cuáles va dirigido el proyecto.
·         No menos importante es el conocimiento del mercado al cual se intenta entrar.
·         Establecer el volumen de la demanda potencial, detectar segmentos y nichos de mercado que puedan ser potenciales.
·         Todo producto y servicio que quiera competir con magníficos resultados, debe tener ventajas competitivas.
·         Encontrar no sólo lo bueno del proyecto, es conveniente también escudriñar sus aspectos negativos y buscar respuestas y soluciones.
·         Para tener una visión más realista y exacta del proyecto, es necesario ponerse en el lugar de los consumidores y usuarios.
·         Poner a consideración de otras personas emprendedoras la idea y concepto del producto o servicio.



Fuente: Vive la Administración II, Progreso Editorial.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

Análisis de Amparo Dávila – Alta Cocina