“El Vampiro de Düsseldorf”

Otro caso que horrorizó a la sociedad en el Siglo XX fue el de Peter Kürten, “el Vampiro de Düsseldorf”. Este nativo de Mülheim, Alemania, nació en el seno de una familia pobre y violenta, en la que el padre alcohólico acostumbraba golpear y abusar sexualmente de su esposa e hijas; muy pronto el joven Peter siguió los pasos de su padre, y también ejerció su crueldad con animales.


El primero de sus muchos asesinatos lo cometió en 1913, durante un robo, y a partir de entonces se dedicó también a atacar sexualmente a niños y adultos. Al final fue aprehendido y condenado a morir en la guillotina, pero en una entrevista previa a su ejecución, Kürten todavía declaró que su principal gratificación había sido el placer sexual, y que el número de puñaladas crecía en función del tiempo que tardaba en alcanzar el orgasmo.



Fuente:
Revista Algarabía No. 88 Enero 2012, p. 78.










Comentarios

Lo más popular de la semana