Belleza para honrar a Alá. Sociedad y religión

La sociedad musulmana siempre ha estado determinada por el preponderante papel que en ella juega la religión, la cual conforma el poder político y también la sociedad en sus más variados aspectos. El arte islámico surge, por tanto, como un arte al servicio de la religión, y la mezquita será su inicial y más significativa manifestación artística. La Cúpula de la Roca de Jerusalén es el primer gran ejemplo de estas construcciones, a la que seguirá la Gran Mezquita omeya de Damasco, convirtiéndose ambas en los dos grandes hitos arquitectónicos que marcaron la pauta a seguir.

Tanto la mezquita de Damasco como la de Jerusalén se caracterizan por su exquisita belleza, simplicidad de formas y suntuosidad, que refleja, en cierta medida, las enormes riquezas que acumularon los omeyas. Sus rasgos específicos quedaron fijados desde el principio y tienden a promover el culto y el mensaje divino. La mezquita es en esencia un lugar para orar y sus elementos arquitectónicos se construyen con este objetivo. De ahí el mihrab, la maqsura, la qibla, el mirhab y el minarete. Su especial concepción de la divinidad como algo puro, que no puede ni debe representarse, llevó al arte musulmán a prohibir prácticamente la reproducción figurativa, en perjuicio de la escultura y la pintura; puede también que en perjuicio de la individualidad de la persona y en beneficio de la comunidad y la sumisión a la divinidad. 

Desarrollaron en contrapartida una compleja decoración geométrica de exquisita belleza y elevaron la caligrafía a nivel de arte excelso -lo que no ha sucedido en ninguna otra civilización a lo largo de la historia—, que se utiliza además para transmitir y resaltar el mensaje divino. Es realmente impresionante la exquisitez que los musulmanes consiguieron en la iluminación de sus manuscritos y libros, y en la encuadernación de los mismos.

Fuente:
Por Jerónimo Páez en Muy Interesante Historia, ‘El Islam. Los misterios de una religión’, Ed. Televisa, p. 83.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Juan José Arreola – El elefante

Viene desde el fondo de las edades y es el último modelo terrestre de maquinaria pesada, envuelto en su funda de lona. Parece colosal porque...

Lo más popular de la semana