Dimensiones de la retroalimentación

La retroalimentación es un medio para establecer una relación colaborativa – constructiva, con la cual se guía al usuario. Es el medio ideal de acompañamiento y debe llevarse en un clima de confianza. La retroalimentación consiste en brindar al usuario información útil para el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Consiste en propiciar la reflexión a través de la formulación de preguntas que permitan al usuario replantear lo que aprendió e incorporarlo a lo que ya sabía.

Tiene diversas dimensiones en función de su propósito:

·         Brindar información.

·         Guiar durante el proceso.

·         Inducir la reflexión.

·         Aprender del error y convertirlo en una oportunidad para aprender.

·         Capitalizar la experiencia práctica.

·         Propiciar la colaboración.

·         Promover la introspección y la toma de decisiones fundamentadas por parte del usuario.

 

Se utiliza para:

  • Clarificar: Obtener información, explicar conceptos, ordenar ideas, nivelar los conocimientos previos del grupo y ajustar expectativas.
  • Valorar: Identificar el alcance de las competencias, generar mensajes de comprensión y empatía, destacar fortalezas y debilidades, así como para mostrar respeto hacia los interlocutores y sus ideas.
  • Expresar inquietudes: Resolver preocupaciones y preguntar qué piensan los usuarios o cómo podrían resolver alguna situación.
  • Hacer sugerencias: Orientar las acciones del proceso formativo del usuario para lograr los desempeños esperados. 

La retroalimentación debe ser oportuna y precisa.



Fuente:
Fundación Carlos Slim – Curso Facilitador de Aprendizaje Digital.

Comentarios