La verdadera catedral del futbol






Si este hermoso deporte es tu religión, inclínate ante el altar de madera de Hungría: el Pancho Arena.


Por lo general los estadios mdoernos están cubiertos de acero y vidrio, pero éste no. El Pancho Arena en Felcsút, Hungría, rompió con lo convencional al unir madera con pizarra.

Llamado así como tributo al más grande futbolista de la nación, Ferenc Puskas, quien era apodado ‘Pancho’ en España, el estadio tiene antorchas dentro de los arcos de madera astillada, haciéndolo parecer una verdadera iglesia.

El Primer Ministro húngaro, Viktor Orbán, quien creció en Felcsút, le encomendó la tarea a Imre Makovecz, el arquitecto más famoso de su país. Pero cuando Makovecz enfermó, le heredó el proyecto a su estudiante, Tamas Dobrosi.

Todos en Felcsút pueden visitarlo en un día de partido. La población del pueblo es de 1,600, pero al estadio, donde juega el equipo de Primera División, Puskas Akadémia, le caben 4,500 personas.

Fuente: Four Four Two México Año 2 #8 Diciembre 2014, p.67.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad