Villano III. Trayectoria






Luchadores de la talla y presencia de Villano III tienen un gran legado en la lucha libre que es difícil de abarcar en su totalidad, por lo que aquí se mencionarán sólo algunos aspectos importantes de la basta carrera del 3° de la Dinastía Imperial.

Máximos Rivales.
En el Palacio de los Deportes empezó a cosechar triunfos, obtuvo la cabellera de Babe Face, desenmascaró a los Escorpiones junto a Bobby Lee, hizo pareja en varias ocasiones con René Guajardo y entre las luchas más fuertes fue una en la que se enfrentó a Aníbal y Gran Hamada. Tuvo muchas batallas más, después pasó al Toreo de Cuatro Caminos a finales de los 70’s y principios 80’s, donde ya figuraba como estelar y sin dejar a un lado las demás plazas donde obtuvo grandes logros como el Campeonato Mundial Welter que le arrebató al gran Huracán Ramírez en su primer gran éxito como Villano III; el título Mundial Semicompleto Jr. UWA, derrotando a Fishamn; el fajín Mundial Completo Jr. UWA derrotando a The Killer; el cinturón Mundial Semicompleto WWF que expusó ante Gran Hamada, el Perro Aguayo, Sangre Chicana, El Faraón, Satánico, Alfonso Dantés, Los Misioneros de la Muerte, Brazo de Oro, Luis Mariscal, Doctor Wagner Sr. en diversas partes como Monterrey, Pachuca, Tijuana, Nuevo Laredo. También expuso en varias ocasiones el Campeonato Mundial Welter enfrentándose a Ultramán, Babe Face, Huracán Ramírez y Alberto Muñoz en el norte de la República… esta sin duda fue su mejor época.

Junto a El Matemático desenmascararon a los Caras Iguales (Hermanos Corzo), a quienes también rapó al igual que los Hippies (El Vikingo y Renato Torres) y Máscara Negra.

Viajes al Extranjero.
Su primer viaje al extranjero fue a Panamá, gracias a la promotoría de Sammy de la Guardia, que llevaba a luchadores de la talla de Aníbal, Ray Mendoza, El Solitario, Huracán Ramírez y René Guajardo; de los pocos estetas jóvenes que habían lo llevo a él y ese viaje de 15 días a fin de cuentas se convirtieron en 3 meses. Allá se enfrentó a los mejores gladiadores locales como Zandokan, El Ídolo, El Olímpico, Chamaco Castro, El Greco, Sergio Gálvez, entre otros.

El segundo viaje fue a Guatemala gracias al Señor Edgar Echeverría, el luchador – promotor que era Mr. Guatemala y en ese país tuvo a te él a Huracán Ramírez.

El único luchador que ha viajado a Japón por un día.
Antes de su primer viaje a Japón, una oleada de luchadores fueron a enfrentarse a los de la New Japan Pro Wrestling, así que los representantes de México fueron el Perro Aguayo, Canek, Mil Máscaras, Babe Face y El Solitario, pero desafortunadamente con él no sucedía lo mismo porque su agenda estaba muy saturada, ya que era el caballito de batalla del Señor Flores.

En una ocasión el Señor Antonio Inoki fue a una convención y tanto él como sus representantes platicaron con el Señor Flores porque necesitaban a alguien que se enfrentara al Tigre Enmascarado II (Tiger Mask II), que en esos momentos era la máxima figura de Japón, por eso necesitaban a un esteta que fuera una novedad y lo pidieron a él porque tenían buenos reportes suyos, querían que se fuera para toda la gira pero estaba tan saturado de trabajo que acordaron llevarlo a Japón sólo el día de la lucha principal, que se llevó a cabo en la Arena Nacional Kuramae en Tokio.

Desde el primer momento no se sintió nervioso pues le dijeron que por lo regular a los mexicanos los programaban en las primeras luchas, pero cual fue siendo su sorpresa que le tocaba subir en la semifinal y al darse cuenta de la importancia del evento y ver que personajes como Hulk Hogan, André el Gigante, Antonio Inoki, Abdullah the Butcher, entre otros también tomarían parte, comprendió la magnitud del evento.

Originalmente su enfrentamiento con Tiger Mask II iba a ser por el título Mundial Semicompleto que el Villano III portaba pero del que no daba el peso, apenas se encontraba en la división de los pesos medios y por eso no lo expuso en aquella ocasión; la contienda estaba pactada a una caída, con una duración máxima de 60 minutos aunque sólo lucharon 18, pues el Tigre se lanzó en una plancha hacia afuera del ring y lo noqueó, por lo que no pudo regresar a tiempo. En esa función su enfrentamiento fue considerado la mejor lucha de la noche y demostraron que los dos tenían capacidad, entrega, audacia y sobre todo impetú.

Ya después la NJPW le hizo llegar un reconocimiento por esa lucha, catalogada como la mejor del año. A partir de entonces regresó a Japón en muchas ocasiones, y por fortuna la gente los recibió bastante bien.

Anécdota en Japón.
Cuando iba llegando al hotel, la persona que lo fue a recoger le comentó que tenía que ponerse la máscara, él le preguntaba el motivo si nadie lo conocía, pero resulta que al llegar al hotel lo estaban esperando cerca de 50 aficionados que le pedían autógrafo, todos le decían: “Villano San, Villano San”, y después le empezaron a pedir capuchas, de su equipaje sacó las que traía porque ya le habían comentado que esto podría pasar y en efecto, vendió la mayoría de las que llevaba. A la mañana siguiente lo citaron para ir a entrenar y al abrir la puerta de su habitación se encontró con otra fila de aficionados esperándolo, de inmediato entró en su cuarto a ponerse la tapa para atenderlos por un poco más de 3 horas; con la única incógnita que se quedó fue con la de gala y fue cuando realmente se dio cuenta que aunque físicamente no lo conocían en realidad lo ubicaban perfecto allá.

Pero ahí no acabó su aventura, ya que al regresar a México un sábado se entera por su hermano Villano IV que él estaba programado para luchar al día siguiente y como técnico en el Toreo pero haciendo pareja junto a uno de sus máximos rivales, El Solitario, para enfrentar a Canek y al Perro Aguayo, el Toreo estaba a reventar e incluso había gente que se quedó afuera. Si antes el público lo recibía bien como rudo, como técnico era la locura y eso desató que sus enfrentamientos con los marrulleros fueran más encarnizados, ya que si así se enfrentaba a los Misioneros de la Muerte, el Perro Aguayo, entre otros. Ahora como técnico, estos encuentros fueron más espectaculares para el público, porque hizo pareja con Huracán Ramírez, el Rayo de Jalisco, Mil Máscaras, Dos Caras, El Santo y El Solitario, que fue su mejor pareja y su mejor amigo.

La lucha que marcó al Villano.
Para él todas las luchas han sido importantes, todas tienen su lugar, pero la que lo marcó fue aquella de máscara contra cabellera en la que derrotó al Perro Aguayo, ya que todos lo daban por vencido aunque antes ya le había arrebatado el Campeonato Mundial Semicompleto WWF, él le llevaba mucha más experiencia y ya era todo un consagrado de los cuadriláteros, pero al final salió avante.

Otra de las luchas que también lo marcaron fue cuando le ganó la máscara a Rambo. Una justa que lo llenó de orgullo porque salió a representar a su país, fue en la que destapó a Pegassus Kid, Chris Benoit, y después recuperó el fajín Mundial Semicompleto WWF que antes él le había ganado.

El clímax del tercero de la Dinastía Imperial.
El clímax de su carrera fue cuando junto a René Guajardo enfrentó a Aníbal y Gran Hamada, lucha en la que aplicó todos sus conocimientos y experiencia, se sintió muy confiado arriba del ring porque se desenvolvía con mucha tranquilidad y con mucha seguridad a pesar de los grandes luchadores que tenía enfrente y de pareja.

Cómo vivir en medio del éxito.
No sintió mucho ese cambio, ya que trataba de vivir lo más normal que se podía aunque ya tenía más comodidades, nunca perdió el piso aún cuando ya tenía una manera diferente de vivir, eso le hizo ver la vida con más sensatez. Gracias a la lucha conoció a mucha gente, tanto influyente como humilde y de estas últimas es que siempre recuerda de donde vinió y lo mucho que su madre y su padre les dieron con tanto esfuerzo para que no sufrieran por las carencias que tuvieron en su niñez.

El Toreo de Cuatro Caminos, su casa.
Desde el primer momento en que subió al cuadrilátero del Toreo fue algo mágico, ya que fue en una lucha estelar en la que hizo pareja con América Salvaje para enfrentar nada menos que a El Santo y Aníbal un 20 de Noviembre, a partir de ahí se vinieron una serie de éxitos en ese lugar, fue el de sus grandes éxitos porque ganó capuchas, cabelleras, campeonatos y un sinnúmero de triunfos.

Desde su particular punto de vista fue la época más bella en la historia de la lucha libre de México, ya que en ese mítico inmueble se presentaron los mejores y más importantes gladiadores de la época tanto nacionales como extranjeros. Para él una de las causas que provocó la caída de ese hermoso período fue el fallecimiento del Señor Francisco Flores, con lo que empezó una desbandada de luchadores que decidieron emigrar a otras empresas como AAA o el CMLL.

Su ingreso y salida de AAA.
Al acabarse la época del Toreo, tuvo ofrecimientos para irse a varias empresas, entre las que estaban el CMLL y AAA, ya que había hablado con gente del Consejo pero Antonio Peña lo convenció  de irse a su empresa. El título Nacional de Relevos Atómicos lo obtuvo con sus hermanos Villano IV y V y Pierroth; fue Campeón de Tríos de las Américas AAA también con sus hermanos Villanos IV y V. La principal causa de su salida fue la falta de seriedad y que no cumplían con lo que se prometía a los estetas, por lo que decidió buscar otros horizontes.

Promo Azteca.
Le propusieron ir a esa empresa que era propiedad de TV Azteca, pero tampoco se formalizó nada, por lo que nuevamente tuvo contacto con la gente del CMLL y le mandaron hablar, empezando a trabajar para ellos.

El segundo aire en el CMLL.
Regresó al CMLL porque quería hacerse de más cartel y afortunadamente lo logró, ahí valoraron su trabajo, donde estuvo en una primera etapa de 1998 a 2005 y se salió por espacio de un año, y de nueva cuenta reingresó en 2007. Para él, estar en el CMLL, después del Toreo, ha sido muy gratificante ya que le dio a su carrera un segundo aire.

El retiro en Triplemanía XXIII.
Después de su paso en el CMLL, Villano III estuvo muy activo en el circuito independiente, pero conforme su edad avanzaba, los estragos de viejas lesiones le estaban cobrando factura, por lo que su actividad fue disminuyendo paulatinamente. En el marco del evento de Triplemanía XXIII, se pactó su lucha de retiro, la cual se realizaría el 9 de Agosto de 2015 en la Arena Ciudad de México, donde estaría junto con sus hermanos Villano IV y V, enfrentado a los Psycho Circus (Psycho, Monsther y Murder Clown), siendo también un enfrentamiento donde se retiraría el réferi Pepe Tropicasas.

En esa lucha, que pretendía brindar el efecto nostalgia al enfrentar a un heredero de los Brazos (Psycho Clown) en contra de los Villanos (Grupos que tuvieron una gran rivalidad cuyo punto máximo fue el duelo de máscaras realizado el 21 de Octubre de 1988 en Monterrey), se dió una despedida y reconocimiento a la trayectoria del Villano III, que en esa ocasión junto con su hermano Villano V pudieron portar la máscara durante todo el encuentro dado el permiso de la H. Comisión de Box y Lucha Libre del Distrito Federal, y aunque no fue la mejor lucha que haya sostenido en su vida, se llevó el triunfo cuando Villano V cubrió a Psycho Clown después de un “Blow Low”, retirándose con un triunfo más en su amplia carrera luchística.


Fuente: Por Alma Díaz Valero en Luchas 2000. Especial Edición 37. Villano III. El último rey, p. 12 – 15.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad